Noticias

Botella logra superávit en el Ayuntamiento de Madrid

Además, permitirá situar el periodo de pago a proveedores y empresas en un plazo de 30 días y plantearse nuevos proyectos de inversión, según detalló en rueda de prensa en el palacio de Cibeles.

El informe de seguimiento del Plan de Ajuste correspondiente al cuarto trimestre de 2012, que la Intervención General remitió al Ministerio de Hacienda el pasado 31 de enero, hace referencia al Ayuntamiento, Organismos Autónomos y Empresas, Consorcios y Fundaciones que tienen la consideración de sector público municipal.

Botella afirmó que uno de los objetivos previstos para 2012 era ponerse al día en el pago a los proveedores y en las deudas pendientes, tanto los incluidos en el ámbito del RD-ley 4/2012, aprobado por el Gobierno, como en todas las deudas pendientes a empresas y entidades sociales que han quedado fuera, hasta conseguir que en el año 2014 el período medio de pago se sitúe en 30 días.

Además, el Plan se fija otros objetivos como garantizar un escenario saneado en el que las magnitudes financieras y presupuestarias como el ahorro neto, el remanente de tesorería y la estabilidad presupuestaria sean positivos en todo el período 2012-2022. Reducir la deuda pendiente, que en 2012 alcanza los 6.667,5 millones hasta los 4.451 en 2015, y al mismo tiempo disminuir el ratio de su porcentaje sobre los ingresos corrientes.

La alcaldesa espera que en 2016 la situación financiera y presupuestaria del Ayuntamiento de Madrid genere excedentes que permitan afrontar nuevos proyectos de inversión y el reforzamiento de los servicios municipales.

MENOS GASTO

Según el informe, los ingresos corrientes a 31 de diciembre de este ejercicio se sitúan en 4.325 millones de euros, lo que representa una desviación negativa de 23,6 millones de euros respecto de la previsión contenida en el Plan de Ajuste, que ascendía a 4.348,6 millones de euros. "Dicha desviación negativa únicamente supone un 0,5 por ciento del presupuesto total", explicó la alcaldesa.

El capítulo de gastos revela un ahorro de 213,2 millones de euros respecto de las previsiones del Plan de Ajuste, que preveía un gasto de 4.541 millones. Y un ahorro de 492,3 millones de euros con respecto al presupuesto definitivo de gastos, que era de 4.820 millones. Dentro de los datos de ejecución del presupuesto de gastos (respecto del presupuesto definitivo) se incluye un ahorro de 273,6 millones de euros derivado de la inejecución atribuible a las medidas de contención del gasto.

De ellos, se deben a medidas establecidas por la Administración General del Estado 65,8 millones, consecuencia en primer lugar de la no dotación de Planes de pensiones y en segundo lugar, de la supresión de la paga extraordinaria del mes de diciembre de 2012. Por lo que los ahorros derivados de acuerdos y otras medidas del Ayuntamiento de Madrid ascienden en el ejercicio, a 207,8 millones de euros. Es decir, se han tomado medias por importe de 45,2 millones más que lo aprobado en el Plan de Ajuste.

El resto del presupuesto no ejecutado asciende a 218,6 millones de euros, que sumado al importe de las medidas anteriores arroja esa cifra de menor gasto por importe de 492,3 millones.

ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA

La alcaldesa apuntó que también se ha conseguido la estabilidad presupuestaria durante el ejercicio de 2012. "Y, con los datos en la mano, podemos decir que Madrid es un referente en cuanto a la consecución del objetivo nacional de estabilidad presupuestaria. El Ayuntamiento de Madrid no sólo no va a incurrir en el déficit autorizado (-0,3%). Es que arroja números en positivo, con un superávit, en términos de contabilidad nacional, de 841,8 millones de euros".

Respecto al endeudamiento, los datos también se han cumplido ascendiendo la deuda viva a 31 de diciembre del grupo delimitado por el SEC 95 a 6.667,5 millones de euros, lo que se significa una amortización de deuda de 726,4 millones de euros.

El periodo medio de pago de las facturas abonadas a los proveedores en el año 2012 se ha cumplido con los días previstos en el Plan de Ajuste que ascendían a 180 para el entorno del Ayuntamiento, sus OOAA y las empresas incluidas en el entorno de delimitación del SEC.

La alcaldesa explicó que el remanente de tesorería del Ayuntamiento que partía de un resultado negativo de 876 millones de euros ha experimentado un cambio significativo durante 2012 ya que recupera el signo positivo alcanzando la cifra de 3,8 millones de euros.

"Con los datos de este informe", destacó Botella, "comprobamos que estamos dando los pasos adecuados para que, en 2016 el Ayuntamiento de Madrid tenga una situación financiera y presupuestaria que genere excedentes y así se puedan reforzar los servicios municipales y afrontar nuevos proyectos de inversión. Con los datos de este informe podemos decir que hemos logrado sentar las bases de un futuro mejor para Madrid", sentenció.

MENOS GASTO