Noticias

Bruselas destaca que la compra de deuda española sólo es un parche y reclama recortes

Tras las palabras en las que el presidente Barack Obama hiciera hincapié en que la tensión que reina en los mercados sólo se calmará cuando España de detalles del rescate financiero. Bruselas da otro paso y califica esta afirmación como “paracetamol financiero”, ya que la compra de deuda española a través del Fondo de Rescate no es más que un parche, ya que sólo se reducirá la extrema incertidumbre sobre nuestra economía, si el Gobierno Rajoy lleva a cabo los recortes que la CE y el FMI llevan tiempo demandándole.

Así lo ha reconocido el portavoz de Asuntos Económicos y Monetario del organismo que preside Durao Barroso, Amadeu Altafaj ha afirmado que lo que, aún no hay sobre la mesa, "sería paracetamol financiero, podría aliviar la tensión, el dolor, el malestar, pero no resuelve las causas que están en la base de los problemas estructurales de la economía italiana, española u otras", ha demandado  Altafaj, que no ha dejado de insistir en la prioridad de llevar a cabo los ajustes propuestos desde Bruselas.

De esta manera, el portavoz europeo destaca que la compra de deuda soberana por parte de Europa "no sustituye a los esfuerzos de consolidación presupuestaria ni de reformas económicas que pueden reforzar la confianza a largo plazo en las economías sometidas a mayor presión de los mercados", recomendaciones que según confirmó el vicepresidente del PE, Alejo Vidal-Quadras a este diario, pasan por el incremento del IVA, la eliminación de la desgravación por vivienda o un profundo adelgazamiento de la Administración Pública, entre otros.

Lo cierto, es que el debate sobre este último aspecto, está más abierto que nunca, ya que ayer el secretario de Estado de Administraciones Públicas afirmó que “reducir el salario a los funcionarios” sería la última opción de este Gobierno, que no obstante, comienza a ser acosado desde varios frentes, a pesar de que Mariano Rajoy ha vuelto a confirma hoy que no se siente “presionado”.