Noticias

“Mucho tiene que cambiar en Argentina para atraer a casas como Pictet”

Gonzalo Rengifo considera que Argentina no es hoy en día un objetivo de inversión ni tampoco de desarrollo de negocio. A su juicio, mucho tienen que cambiar las cosas para que este país pueda atraer la atención de las gestoras internacionales. El director general de Pictet en Iberia y Latinoamérica define su situación económica como “curiosa”. “En el año 2000, Argentina tenía la mayor renta pér cápita de toda la región latinoamericana. En 2012, pese al desarrollo que ha vivido esa zona, Argentina permanece estancada”, explica. El experto sostiene que el país sudamericano cuenta con grandes recursos naturales y posibilidades de desarrollo, por lo que culpa a la clase política como principal culpable de esta situación. “Argentina vive un momento delicado, está importando más de lo que exporta. Sus niveles de inflación rondan el 11 o el 12%, y una subida de impuestos no es deseable”, comenta. Además de todas estas circunstancias, Rengifo reconoce que el trato que ha dispensado el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner a Repsol con la expropiación de YPF es un motivo adicional de desconfianza para el inversor extranjero.

Ostensiblemente mejor es la visión que en Pictet albergan sobre un país vecino, Brasil. Aunque pueda sorprender, Rengifo subraya que su economía depende ahora mismo mucho más del consumo doméstico que de las exportaciones, que actualmente tienen un peso no superior al 20%. El aspecto más atractivo de esta economía para los expertos de Pictet es su crecimiento, que a pesar de haberse desacelerado en los últimos trimestres, continúa siendo del 3,5 o 4%. Ademas, Gonzalo Rengifo subraya que la hoja de ruta de Brasil para los próximos años está ya perfectamente definida. Cuenta, no en vano, con un importante nivel de inversión extranjera y la celebración de dos eventos de gran calado: el Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro. Pero no es oro todo lo que reluce, la economía carioca afronta también un desafío importante. Se trata de la inflación, un aspecto que, no obstante, no preocupa demasiado a Rengifo. “Las políticas económicas del Gobierno están siendo las adecuadas, parece que la inflación este 2012 estará controlada”, concluye.