Noticias

CECE: “En la educación española sobra ideología y falta profesionalidad”

Antonio Rodríguez Campra, presidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza, tiene claro que el principal problema de nuestra educación es que está fuertemente ideologizada y que le falta profesionalidad. Una situación ante la que cree que será imposible llega a un acuerdo: “durante los últimos años ha habido pactos de todo tipo menos en educación. Y mientras intenten pactar personas que plantean la educación como ideología y otras como respuesta a las necesidades familiares, será imposible llegar a un acuerdo”, ha defendido. Además, asegura, si él tuviera que alinearse con uno de estos planteamientos, apostaría porque la educación no de nunca la espalda a las necesidades sociales.

Además, desde CECE han calificado de “muy necesaria” la nueva norma educativa que está tramitándose: “no podemos permitirnos esta tasa de fracaso escolar; estamos produciendo muchos más trabajadores sin cualificación de los que nuestro mercado  va a poder absorber nunca, y estamos abocando a muchos jóvenes al paro directamente”. Así, aunque valora de forma muy positiva la introducción de la cultura del esfuerzo y la racionalización de la oferta y el gasto público, cree que todavía se queda corta en determinados aspectos: “le falta profundizar en libertades de enseñanza y en que no acaba de atajar frontalmente el hecho de tener 17 sistemas educativos cada vez más diferenciados”, asegura en una apuesta por la recentralización de la educación.

“En España tenemos dos niveles de fracaso escolar: el oficial y el real, que al anterior hay que sumarle el de las personas que pasan de curso sin saber y el de los que terminan con buena nota sus estudios y no van a tener colocación en su vida”, ha señalado Rodríguez Campra. En este sentido, ha añadido que en este caso “no sólo tienen culpa los que eligen la carrera sino los que la ofertan”.

Nuevos criterios para las becas

Rodríguez Campra se ha referido también al sistema de becas que tanta polémica ha levantado durante los últimos días. Así, reconoce que es difícil establecer si los nuevos criterios académicos que quiere establecer el ministro Juan Ignacio Wert son demasiado exigentes: “hay carreras en las que no sacar un notable es muy duro y otras en las que aprobar todas las asignaturas es una auténtica proeza”. Lo que sí que tiene claro el presidente de CECE es que las becas deben contemplar no sólo criterios académicos sino también económicos y de esfuerzo. “Con el sistema de becas actual seguimos becando a los hijos de los millonarios. Por ello, lo ideal sería que las tasas de la universidad estuvieran en su coste real y que no lo pague quien no pueda. No sería de recibo que alguien se quedara sin estudiar por falta de recursos; pero tampoco que se le concediera una beca y no se esforzara”.

Desde la  Confederación Española de Centros de Enseñanza defienden también que “no ha habido recortes en cuanto a la calidad de la enseñanza, aunque si en la racionalización del servicio público”. Eso sí, ha defendido que a menor cantidad de alumnos por aula, peor es la calidad de la enseñanza. “Me parece muy bien que se recorten aulas que tienen 2 o 3 alumnos en determinadas capitales españolas”, ha señalado.