Noticias

Se celebra la primera jornada de huelga de la sanidad pública en Madrid

Por primera vez, todos los sindicatos presentes en la mesa sectorial de Sanidad, tanto los de clase como los profesionales, se han sumado a la llamada 'Marea Blanca'. Se trata de una huelga de cuatro días: hoy y mañana, y el 4 y 5 de diciembre, que plantea la oposición unánime a las medidas del Gobierno regional para privatizar la sanidad, mediante el llamado Plan de Garantías de Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público.

Además, la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid, creada hace unos meses, ha convocado, antes que los sindicatos, una huelga indefinida de médicos de lunes a jueves a partir de hoy. Esto supondría que las consultas programadas se sigan viendo afectadas.

Es la primera vez que la convocatoria de huelga no se lleva a cabo por las condiciones laborales del sector. En esta ocasión, los sindicatos protestan por el previsible despido, o no renovación, de los interinos y eventuales que trabajan en los hospitales y centros de salud madrileños, a los que afectan las medidas anunciadas por el Gobierno regional: la privatización de la gestión de seis hospitales inaugurados en 2008, y la de 27 centros de salud. Además, se prevee concentrar los laboratorios en sólo cuatro centros, y transformar el hospital Carlos III en centro de media y larga estancia.

Por todo ello, los sindicatos calculan, tomando como base el recorte del presupuesto destinado a salarios en 2013, que se perderán 8.000 puestos de trabajo. Por su parte, la Consejería de Sanidad niega esa cifra, aunque no ofrece ninguna alternativa. Además, las medidas del Gobierno regional no se han consensuado con los profesionales, que llevan protestando desde que se anunciaron el pasado 31 de octubre.

Como consecuencia, aquellos pacientes que tenían su consulta programada para hoy o mañana, probablemente, se quedarán sin visita porque la convocatoria es masiva, y todas las sociedades científicas y el Colegio de Médicos rechazan el plan. En cuanto a los centros de salud, no han estado cerrados y hay servicios médicos que garantizan la atención si se trata de una urgencia. Precisamente sólo las urgencias hospitalarias y el Summa 112 mantienen el 100% de sus efectivos. Dado que las últimas consultas programadas sí se verán afectadas por los paros, la Comunidad de Madrid ha pedido a los ciudadanos que "hagan un uso responsable del servicio de urgencias".