Noticias

Celebración del Día de Europa marcado por la crisis

Desde Bruselas insisten en que el Día de Europa es una celebración para todos los ciudadanos de los 27 estados miembros. Sin embargo, la difícil situación económica y social parece que va a eclipsar esta festividad. 

Además, concretamente en España recuerda a un 9 de mayo de hace tres años una reunión de urgencia del Eurogrupo, en un domingo de madrugada, obligaba al por entonces Presidente del Goboerno, José Luis Rodríguez Zapatero, a cambiar su discurso, y empezar a aplicar una política distinta a la de gasto público que había aplicado hasta el momento. 

Era un todo o nada, porque encima de la mesa estaba la posibilidad de un rescate para un país que estaba al borde del precipicio. Un déficit público del 11,2% , un paro del 20,15% y una prima de riesgo por encima de los 300 puntos básicos. Esos fueron los argumentos empleados por Europa, y como por arte de magia, tres días más tarde, era el propio Rodríguez Zapatero quien asumía la tarea de anunciar los recortes.

Desequilibrios en nuestra economía

Con estos mimbres, el Eurogrupo va a examinar el próximo lunes los desequilibrios excesivos detectados en la economía española.  El debate de los ministros de Economía de la eurozona se va a centrar en analizar hasta que punto esos desequilibrios pasados han contribuido al actual escenario de crecimiento bajo que tenemos. Desde la CE, su vicepresidente, Olli Rehn dice que tenemos que seguir con las reformas estructurales si queremos que Bruselas nos extienda el plazo para cumplir con el objetivo de déficit.

Eso sí, el Eurogrupo no va a adoptar este lunes ninguna decisión, sino que va a esperar a que la Comisión concluya su análisis sobre el plan de reformas que el Gobierno le ha enviado y determine si es suficiente. El dictamen está previsto para el 29 de mayo.