Noticias

Claves de la nacionalización de YPF

Cristina Fernández cumple su amenaza y expropia YPF a Repsol, deja a la petrolera española con tan sólo el 6,43% de las acciones.  Ante esta iniciativa el Gobierno español ha anunciado medidas contundentes contra el país andino, Repsol convoca un consejo extraordinario para definir su estrategia , en la que probablemente definan las acciones para exigir indemnizaciones por la expropiación; mientras que los sindicatos de la española se preocupan por la situación laboral de los trabajadores.

Con la expropiación hecha efectiva  la estructura accionarial de YPF queda de la siguiente manera: el 51% del total de YPF, queda nacionalizado y se reparte en un 26% para el gobierno argentino y un 25% para las provincias productoras. Del 49% restante, el Grupo Petersen, controlado por la familia Esquenazi, se queda con el 25%, Repsol con un 6,43% y otros accionistas con el 17%.
 

Curiosa división de la tarta

En diciembre de 2007, el Grupo Petersen, conglomerado argentino de empresas al mando de Enrique Eskenazi, compró el 14,9% de YPF S.A.. El 4 de mayo del 2011 aumentó su participación accionaria en la compañía en un 10%. De esta manera, el Grupo Petersen pasó a poseer el 25,46% de YPF, porcentaje de acciones que conserva tras la "estatalización".

Cuando Repsol compró YPF
 

YPF es la filial argentina de Repsol, que hasta este lunes poseía el  58,23% de sus acciones. Tenemos que remontarnos hasta el año 1999 para saber cuándo la petrolera española se hacía con YPF por valor de 13.437 millones de euros al comprar casi la totalidad de las acciones de la petrolera estatal argentina. De esta manera, YPF  pasaba a manos privadas y desde entonces se conocía como Repsol-YPF, S.A. Con la adquisición, la española se convirtió en la octava productora de crudo del mundo y la decimoquinta compañía energética, con operaciones en 30 países.

Causas de la nacionalización

Si nos fijamos en las causas aparentes y "reales" de la nacionalización de YPF tenemos que apuntar a varias teorías: entre las causas oficiales que ofrece Argentina para nacionalizar la filial de Repsol encontramos la falta de inversión de la petrolera en  el país, pero fuentes de la compañía han anunciado a medios españoles que descartan este motivo porque Repsol ha invertido en los últimos cinco años 8.300 millones de euros y una cifra récord de 3.266 millones solo en 2011.

¿Qué supone YPF para Repsol? 15.000 millones de euros
 

YPF  supone un 60% de la producción de Repsol y un 20% del activo. En este sentido de los casi 71.000 millones de euros en activos de la compañía española a cierre del año pasado, cerca de 14.000 millones se encontraban en Argentina.A pesar de los riesgos, YPF se ha constituido como un peso pesado dentro de la petrolera española: del resultado de explotación, el 28% en 2011 y el 20% un año antes, procedía de actividades de la filial.

En lo que a reservas probadas de petróleo se refiere cabe destacar que 1.013 millones de barriles pertenecen a YPF, frente a los 1.167 millones de todo el grupo. Al hablar de producción, desde el país andino se conseguía dos terceras partes del total de Repsol, lo que traducido en barriles al día se traduce en 495.000 barriles, muy por encima de los  298.000 barriles de Repsol en solitaro.

De cualquier manera, la cúpula de Repsol se juega su continuidad, tras ver cómo se esfuman las 96,6 millones de acciones que tiene en la argentina. Apenas se queda con un 6,43% del capital social de YPF.

Reacciones a la nacionalización

La ofensiva del Gobierno de España ante la nacionalización de YPF, y muy cuestionada en el entorno diplomático, rompe las relaciones cordiales con Argentina, aunque todavía no han anunciada medidas concretas, que sí "contundentes". El embajador del país andino Carlos Bettini en España ha sido convocodo por José Manuel García Margallo para abordar la nacionalización. Se espera, a su vez, que Mariano Rajoy encuentre un apoyo natural en México, país en el que se encuentra en esta misma jornada.

Desde Europa, Bruselas decide este jueves, si suspende las relaciones comerciales y las ayudas a Argentina.

Y la afectada Repsol ha convocado consejo extraordinario para determinar cómo van a actuar aunque ya han asegurado en un comunicado a la CNMV que van a proponer un nuevo sistema de retribución ('scrip dividend'), en cuya virtud se ofrecerá a los accionistas la posibilidad de recibir su retribución en efectivo o en nuevas acciones liberadas de la sociedad. La compañía presidida por Antonio Brufau prevé que la retribución por acción correspondiente al ejercicio 2011 será, aproximadamente, un 10% superior a la percibida con cargo a los resultado de 2010.