Noticias

Confebask insta a reflexionar sobre el Estado de Bienestar que nos podemos permitir

Nuria López de Gereñu, secretaria general de Confebask, ha defendido que en momentos de crisis como el actual es el momento de reflexionar cuál es el Estado de Bienestar que nos podemos permitir: “no quiere decir que no tengamos servicios públicos y sociales adecuados, sino que los tengamos adaptados a nuestra capacidad de riqueza. De lo contrario, sería un sistema insostenible”, ha señalado.

Sobre la posible privatización de servicios públicos, López de Gereñu ha apuntado que “no hay que establecer ninguna cortapisa a todo lo que se puede hacer. Hay que analizar todas las posibilidades y no agarrarse demasiado al pasado”, ha señalado. Así, se ha referido a determinadas cuestiones relativas a infraestructuras, donde podría funcionar la colaboración público-privada. Y es que, ha dicho parafraseando a Albert Einstein, que “si seguimos haciendo las cosas igual que antes, no podemos esperar que haya nuevos resultados”.

Para la secretaria general de Confebask, esta reflexión sobre nuestro Estado de Bienestar debe ir acompañado de políticas de reactivación de la economía que permita mantener la actividad de las empresas. Una reactivación a la que ayudará el nuevo plan de financiación a empresas puesto en marcha por el Ejecutivo Vasco: “era algo que veníamos reclamando desde hace tiempo, ya que el poco crédito que nos llega es muy caro, y esta situación nos estaba ahogando”. Además, ha explicado que este plan es una “buena noticia” ya que no sólo va a proporcionar avales sino también “dinero fresco”.

Importancia de la actividad industrial

Nuria López de Gereñu se ha referido también al reciente cambio de gobierno en la comunidad autónoma: “legislatura tras legislatura, al margen del color político, ha habido un pacto tácito de que queríamos una política industrial”. Por ello, desde Confebask no esperan un gran cambio en esta dirección. Eso sí, asegura que en momentos como el actual es importante adaptar esta política hacia la internacionalización y la innovación para mejorar la competitividad. Unos objetivos especialmente importantes si tenemos en cuenta que desde el inicio de la crisis, la actividad industrial en el País Vasco ha caído un 33%.

Finalmente, sobre la situación del presidente de CEIM, Arturo Fernández, dentro de la patronal CEOE,  López de Gereñu ha defendido que se trata de “una decisión personal”. No obstante reconoce que “hay que valorar el daño que se puede hacer a una organización que representa a todo un colectivo que ya lo está pasando mal”.