Noticias

Conjura frente a la crisis de deuda soberana

Más tensión que nunca en una Europa que baraja qué hacer mientras lucha con una crisis que ha puesto en relevancia las diferencias en los intereses de las políticas económicas de cada miembro. Con este panorama muchos son los que miran al regulador central y le piden que actúe, aunque esto suponga enfrentarse al brazo de hierro de Ángela Merkel. Con este panorama, sobre la mesa de este viernes, dos grandes citas:

La primera en Frankfurt. Los presidentes de bancos centrales, entre ellos Mario Draghi, líderes políticos y representantes de la industria financiera analizan el endeudamiento soberano de Europa.

La segunda en Berlin, donde la canciller alemana se verá las caras con el primer ministro británico. la crisis de la deuda soberana de Europa, en un clima de tensión y distanciamiento, propiciado por un David Cameron que ayer le volvía a repetir a la Eurozona eso de “ya te lo dije” y asume el papel de víctima en una crisis en parte fomentada por la red de especulación financiera con sede en la City. Y es que no hace falta estar entre los 17 para que los estragos del euro salpiquen a esta economía cuyo 40% de exportaciones se envía al viejo continente.Según informa el diario Financial times en su edición de hoy los cuatro grandes bancos británicos han reducido más de un 24% los préstamos a sus homólogos periféricos en los últimos 3 meses: un recorte cercano a los 16 mil millones de dólares.

 

 

No es de extrañar que haya citas al máximo nivel, porque la preocupación crece: la prima de riesgo de España se relajó ayer tras rozar los 500 puntos básicos, gracias a la intervención, una vez más, del BCE y a la subida de la rentabilidad del bono alemán al 1,9%. No fue la única: Francia, Bélgica y Grecia marcaban también nuevos máximos históricos, por tercer día consecutivo.