Noticias

"La crisis provoca que muchas compañías tengan un valor inferior al real"

En la firma, de hecho, están introduciendo ya determinados activos de riesgo en las carteras de sus clientes. Eso sí, como indica Ana Fernández, “siempre dentro de unos límites de riesgo que nos marca cada inversor, y con un horizonte de medio o largo plazo”. Su recomendación es la de invertir únicamente en compañías que muestren buenos fundamentales, con bajo nivel de deuda, solidez de negocio y una política atractiva de retribución por dividendo.

Para constituir una cartera más conservadora, AFS estima que los bonos de renta fija, cuidadosamente elegidos, pueden ser una opción apropiada. En un escenario como el actual de rebajas de calificación por parte de las tres grandes agencias americanas, Ana Fernández insta a los inversores a ser “muy rigurosos” en su selección de activos de renta fija. La experta destaca que algunas naciones que todavía gozan de una alta calidad crediticia han otorgado en sus últimas emisiones una “excelente rentabilidad”. Sería el caso de Dinamarca o Suecia, cuyos bonos se erigen como opciones atractivas de inversión en un momento en el que Estados Unidos y Alemania están registrando unos niveles de rentabilidad históricamente bajos. De cualquier manera, Ana Fernández insiste en que recurrirían a este tipo de inversiones como refugio, en ningún caso buscando altas rentabilidades.

En cuanto a las economías emergentes, Fernández subraya que también ofrecen colocaciones de bonos interesantes. Sin embargo, en estos casos, la experta de AFS recomienda pensarlo bien antes de apostar por este tipo de activos y, sobre todo, “tener en cuenta la divisa en la que se está invirtiendo”. Su consejo en este sentido es buscar la diversificación. La mejor manera de lograrla, en su opinión, es “haciéndolo a través de fondos especializados que hayan mostrado un buen comportamiento”.

Uno de los principales obstáculos que deben sortear los emergentes en su carrera hacia el pleno desarrollo económico es la inflación. Para protegerse de esta circunstancia, Ana Fernández aconseja la inversión en metales preciosos. En este aspecto, su principal recomendación es el oro. “El oro es el mejor refugio contra la subida de precios”, sentencia.