Noticias

“Estamos ante el Cuarto Reich”

Mientras gran parte del Reino Unido llora la muerte de Margaret Thatcher, la Unión Europa sigue intentando salir de la crisis y fortalecerse en un contexto económico y político mundial bastante complicado. Así, son muchas las dudas que surgen sobre cómo los 27 están afrontando la crisis y cuál es el papel que juega el viejo continente en relación con sus socios internacionales. Unas dudas que hemos querido compartir con un nutrido grupo de expertos. Esto es lo que han asegurado en Diario Financiero:

Enrique Barón, presidente de la Fundación Europea para la Sociedad de la Información y ex presidente del Parlamento Europeo:

-La crisis de Chipre ha reflejado únicamente el problema de este país, pero no un problema de Europa ni tampoco del euro.
-Hemos perdido impulso y hay que ver cómo restablecerlo. En este sentido, hay propuestas concretas como mejorar la coordinación en el terreno presupuestario y fiscal, la unión bancaria y una mayor supervisión y control. También es necesario un fondo de mutualización de la deuda y políticas de crecimiento. La política de austeridad debe ser complementada con los estímulos a la economía.
-Hay que aumentar el nivel de formación y educación para seguir estando a la cabeza de ciencia, tecnología y competitividad.
-Somos la tercera potencial comercial del mundo y tenemos que plantearnos si podemos sobrevivir en el mundo actual con la irrupción de los BRICS. En términos mundiales, incluso Alemania es pequeña y los propios alemanes lo saben bien.
-La salida es trabajar juntos. Europa debe aliarse con los países que comparten sus valores para hacer posibles unos criterios básicos de gobernanza mundial, donde impere la paz sobre la guerra.

Carlos López Gómez, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Nebrija:

-Es difícil que alguien ponga freno al declive del papel de Europa en el mundo, porque viene marcado por pautas económicas y geográficas. además de estar relacionado con el auge del poderío de otros países. Para escapar de este declive, deben cambiar algunas pautas.
-Una de las características de la crisis de deuda soberana es que las estructuras e instituciones clásicas están perdiendo peso en beneficio de una pseudoinstitución como el Eurogrupo, que actúa con sus propias reglas y donde Alemania tiene una mayor capacidad de decisión. Hay que reflexionar y solucionarlo: con más norma, más Europa y más institución.
-La dependencia energética es creciente. Este hecho marca significativamente el desarrollo de Europa.

José Barta, presidente de Baral Internacional:

-Si Europa se disgrega, perderá fuerza y protagonismo, sobre todo frente a países que crecen de manera espectacular como China o Brasil.
-Estamos ante el 4º Reich, en una Europa que se une en torno a Alemania y a sus intereses.
-Chipre entró en el euro en 2008, y en 2011 las pruebas de estrés de los bancos de la isla demostraron que necesitaban cerca de 7.000 millones de euros para sobrevivir. Los que aprobaron las cuentas de las entidades financieras, son mismos que ahora les prestan dinero. Hay que preguntarse porqué Chipre entra en Europa, no es casualidad que tenga un juego importante con Turquía y dominio de petróleo y gas.

Ferran Brunet, profesor económica europea de la Universidad Autónoma de Barcelona:

-Es posible que Chipre entrara en la Unión Europea por intereses geopolíticos y por ser una antigua colonia británica.
Reino Unido no tiene necesidad de Europa, mientras que otros países, como los del Mediterráneo y las nuevas incorporaciones, sí que la necesitan.
-Estamos pillados porque no podemos hacer devaluaciones competitivas; por ello tendremos que ser más competitivos y avanzar en algunos aspectos en la unión política.

Salvador Campoy, corresponsal de Gestiona Radio en Alemania:

-Alemania quería una Unión Europea porque es el conjunto de países quienes asumen sus exportaciones, pero ahora se ha encontrado con una patata caliente.
-No debemos olvidar que Europa tiene problemas, pero no los mismos que la burocracia de Bruselas.