Noticias

Cumbre del Crecimiento: Ni eurobonos ni liquidez

23 de mayo de 2012. Cita en Bruselas, ciudad que ha sido testigo una vez más de un encuentro entre líderes que al final se ha quedado en lo de siempre: nada. División. No hay manera de llegar al consenso.

Y por si fuera poco a la cita de este miércoles se le había puesto la etiqueta de “Cumbre del Crecimiento”… paradójico nombre, si se tiene en cuenta que la voz cantante de Europa -a la sazón Angela Merkel- sigue en sus trece: austeridad, austeridad y austeridad.

Y por supuesto nada eurobonos.

NO A LOS EUROBONOS

Que no le gustan a la alemana. Además ha encontrado el apoyo de los países más acomodados, los que mantienen en su nota crediticia la triple 'A', como son Finlandia y los Países Bajos, porque no quieren que la mutualización de la deuda encarezca sus costes de financiación.

A Angela Merkel desde luego no le afecta la presión del nuevo presidente galo, François Hollande, ni la del primer ministro italiano, Mario Monti, que defienden los eurobonos para estabilizar la eurozona y reactivar el crecimiento. 

SÍ A GRECIA EN EL EURO

Para el caso del país heleno, el consenso ha sido unánime.

Los 27 le han vuelto a pedir a Atenas que siga con las reformas, si es que quieren seguir en la eurozona tras las elecciones del 17 de junio… Claro que nadie se ha preguntado si realmente quieren.

Desde Grecia, de hecho, el ex primer ministro Lucas Papademos asegura que ya están preparando su “improbable” salida del euro.

Y ESPAÑA, ¿QUÉ?

En medio de ese "mare-magnum", Mariano Rajoy.

El gallego ha ido a Bruselas para pedirle ayuda al BCE. Dice el presidente español que Mario Draghi debe garantizar liquidez y sostenibilidad para la deuda de los países europeos.

A ver si el emisor le hace caso, aunque todo apunta a que el BCE ya ha cerrado el grifo.

¿Y ahora qué? Pues ahora, a esperar… a ver si con un poco de suerte en la Cumbre de finales de junio se ponen de acuerdo los líderes europeos.

¿Será posible llegar a punto común? ¿O al final tocará hacer lo que diga Berlín?