Noticias

S&P da un voto de confianza a España

Standard & Poor's también ha decidido mantener sin cambios la calificación 'A-2' de la deuda a corto plazo. La agencia explica que la nota de España está respaldado por una economía "diversificada y próspera, un sistema político estable y la implementación ya en marcha de una completa agenda de reformas fiscales y estructurales".

En cambio, la calificación se ve aún limitada por el alto endeudamiento exterior del sector financiero español, por unos pasivos contingentes significativos y por las aún existentes rigideces de la economía, especialmente "un mercado de trabajo todavía altamente dual".

Según dice la agencia de calificación en un comunicado, la economía española se está ajustando rápidamente desde la demanda interna hacia la externa, como demuestra el buen comportamiento de las exportaciones desde 2010, pero advierte de que una consecuencia de esta reorientación de la economía más rápida de lo esperada ha sido la disminución de los ingresos por impuestos tributarios, sobre todo los indirectos, que ha supuesto que el déficit público y la deuda hayan superado consistentemente sus previsiones.

S&P explica que durante 2012 el ritmo de desapalancamiento se ha acelerado y es probable que se produzca una contracción todavía mayor de la inversión y el consumo tanto en el sector privado como en el público, lo que podría seguir poniendo en riesgo el ambicioso objetivo fiscal del 6,3% del PIB en 2012, especialmente por la importancia de la recaudación de impuestos indirectos.

De hecho, aunque espera que el déficit se reduzca sustancialmente durante este año, cree que superará ligeramente el objetivo del 6,3% del PIB este año y solo caerá por debajo del 4% en 2015, y alerta del riesgo de un mayor deslizamiento en 2012 y 2013, pese a las medidas de ajuste adicionales.