Noticias

La debilidad de la demanda interna prolonga la caída del PIB

La actividad económica en España ha seguido cayendo en el cuarto trimestre del año -en el tercero lo hacía en un 0,3%-, como consecuencia de la contracción de la demanda interna, tal y como se extrae del boletín económico de diciembre del Banco de España.

Un boletín que también hace referencia al control del déficit público. En este sentido, el supervisor resalta la influencia de medidas como aumento del IVA y del impuesto de sociedades, así como de la supresión de la extra de diciembre para los funcionarios. Pero también habla el Banco de España de la no actualización de las pensiones. Un hecho que va a moderar el crecimiento de las prestaciones sociales a cierre del ejercicio.

Así las cosas, ni el consumo privado ni la inversión muestran síntomas positivos. Y todo ello redunda en que la contracción se va a mantener en sectores como el de la construcción. Además, el organismo que dirige Luis María Linde estima que hacia mediados de 2013 se podría moderar el dinamismo que ha venido mostrando el turismo en los últimos meses.

En cuanto a la zona del euro, el supervisor prevé que se mantenga el deterioro de la actividad económica en el último trimestre del año, a pesar de que los indicadores del mes noviembre han sido ligeramente menos negativos que los de octubre.