Noticias

El déficit por cuenta corriente bajó un 44% en enero

El organismo que gobierna Luis Linde destaca que el descenso del déficit se explica por la mejoría del saldo de la balanza de rentas y, en mucha menor medida, por la reducción de los déficit de la balanza comercial y de la de transferencias y por el aumento del superávit de la balanza de servicios.

Así, en el primer mes del ejercicio, el déficit de la balanza comercial se situó en 2.856,9 millones de euros (-10,8%). Este comportamiento tuvo lugar en un contexto de crecimiento de las exportaciones y, en menor medida, de las importaciones (10,1 % y un 6,8 % interanual, respectivamente).

Por su parte, el superávit de la balanza de servicios avanzó un 17,6% hasta los 2.745,9 millones de euros. Además, el saldo positivo de la balanza de turismo y viajes bajó ligeramente y se situó en los 1.873,6 millones de euros. Mientras, la balanza de rentas registró un déficit por importe de 1.664,9 millones de euros en enero de 2013, lo que muestra una reducción del mismo del 41,3%.

Con todo ello, el saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, que mide la capacidad o necesidad de financiación generada por las operaciones no financieras de la economía española, fue negativo en enero de 2013, al igual que en el mismo mes de 2012.

En concreto, la necesidad de financiación se situó en 2.346,4 millones de euros, frente a 4.640,8 millones en el mismo mes de 2012 (-49,4%).

ENTRADA NETA DE CAPITALES

El Banco de España arroja otro dato esperanzador: en enero se produjo una entrada neta de capitales superior a los 30.000l millones de euros frente a los casi 7.000 millones que salieron del país un año antes. Se trata del quinto mes consecutivos en el que la balanza de pagos registra una entrada neta de capitales y, desde entonces, los inversores extranjeros han depositado más de 100.000 millones. Aún así, el balance de 2012 es negativo ya que salieron de España casi 180.000 millones.