Noticias

Demócratas en España: “Acusamos a los republicanos de anteponer su ideología a los intereses del país”

El presidente de Democrat Abroad, Enrique Parrilla, ha defendido en Gestiona Radio al partido demócrata en las próximas elecciones estadounidenses del 6 de noviembre y piensa que la clave de su éxito está en la historia y los cuatro años de Barack Obama”. Además, ha destacado la importancia que tuvo el actual presidente en el cambio de gobierno en 2009: “Ahora hay que terminar el proyecto que se presentó y que ha costado tanto trabajo porque “el marrón” con el que nos encontramos al llegar fue bastante severo: 4 billones de dólares gastados en la guerra de Irak, 443.000 millones en la de Afganistán y los recortes en materia de impuestos de Bush, que sacaron de las arcas del Estado 1,8 billones de dólares”.

Respecto a la reforma de impuestos que vendrá con el precipicio fiscal, y que aumentará las cargas para los ciudadanos y el recorte por déficit del 5%, Parrilla ha asegurado que “son medidas que tienen lugar de forma automática en base a una legislación firmada y, de alguna manera, impuestas por el Congreso republicano”. “De todas formas, no creo que se llegue a ese precipicio fiscal. Pienso que todo el mundo está de acuerdo en que en el último momento se llegará a un acuerdo o se cerrará un presupuesto a corto plazo o se llegará a un gran compromiso si los republicanos fueran capaces de ver más allá de su propia ideología en beneficio del país”, ha añadido.

Parrilla ha alabado la labor de Obama y ha adelantado algunas de las medidas económicas que va a seguir el líder si finalmente es reelegido: “Mantener los impuestos bajos a las familias más desfavorecidas, no reducir el 10% de las rentas más altas, que es lo que quiere hacer Romney, y mantener el gasto público y los programas que se aseguran de que la mayoría de los americanos que no tienen medios no caigan en la más absoluta pobreza”.

Este portavoz demócrata ha tenido también palabras para sus contrincantes… Así, ha señalado que existe una nueva generación de líderes republicanos que no van a durar porque “son ideólogos”: “Te cuentan que hay que establecer políticas de aborto y de educación basadas en cuestiones religiosas y esto no casa en un país que separa Estado e Iglesia”. No obstante, no duda en que lo que hacen lo hacen creyendo en el bien de su nación pero cree que hay otras formas de conseguirlo: “puedo entender que haya que ser pragmáticos pero hay que negociar. Reagan entendía esto y fue capaz de negociar con los demócratas”.

Estados Unidos y el exterior

En cuanto a las relaciones con Irán, el presidente de la rama demócrata estadounidense en España ha declarado que “Obama continuará usando la diplomacia y la expansión de las economías para asegurar la estabilidad y la seguridad. No creo que se meta en conflictos en los que los americanos no quieren entrar”. A pesar de todo, Parrilla prefiere ser positivo y pensar que “hay esperanza de que el Congreso pueda poner al pueblo americano como prioridad”.

Precisamente sobre las relaciones de Estados Unidos con el resto del mundo ha hablado también en Gestiona Radio Rafael Calduch, catedrático en Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid. Calduch considera que los países emergentes, junto a Estados Unidos, deberían seguir teniendo un liderazgo importante en el G8 y en el G20, porque EEUU “tiene que recuperar el papel que ha venido desempeñando de economía motora que tira del resto”. Un hecho que a su juicio ha dejado de pasar desde “hace 8 o 10 años”, cuando economías como China, Brasil o India “impiden que la crisis económica sea más grave de lo que es”.

Respecto a la política exterior, cree que no va a cambiar demasiado “gane quien gane”. Las líneas básicas de política no va a cambiar porque Europa y España tienen vínculos comerciales y financieros que no se pueden ignorar y porque también el Viejo Continente, y nuestro país en particular, tiene acuerdos diplomáticos y alianzas militares importantes. Cree que si Barack Obama continúa ocupando la Casa Blanca, la presión hacia los países de Oriente seguirá existiendo de forma calculada desde el punto de vista económico y diplomático, “aunque manteniendo la comunicación con Teherán”. Romney, por su parte, será mas agresivo y “ no descarto una operativa más ofensiva desde Israel”, concluye Caldu.