Noticias

La deuda de la banca con el BCE bate un nuevo récord

La dependencia de la banca española al crédito del BCE sigue aumentando y marca un cuarto récord consecutivo. La deuda acumulada de las entidades con el organismo europeo ha escalado en julio hasta los 375.549 millones de euros. En un mes ha aumentado el saldo vivo de su deuda con la institución en 39.000 millones de euros. O lo que es lo mismo, más de un 10% superando, una vez más, el máximo histórico y multiplicando por siete las peticiones que se hicieron en 2011.

El dato sigue siendo un buen indicador para tomarle el pulso a la crisis financiera. Las entidades siguen necesitando liquidez y el BCE se sigue consolidando como su principal acreedor. Aunque no faltan las voces que alertan del atractivo que supone para algunas firmas obtener financiación a tipos reducidos para prestarlo después a rentabilidades más altas.

Según el Banco de España nuestras entidades llevan 4 meses consecutivos superando sus máximos históricos de deuda con la institución de Mario Draghi y 11 teniendo que recurrir a la institución pública para que les financiara, en un mercado intercambiario seco.

En total, el BCE, que amplió sus inyecciones a la banca con el fin de estimular la recuperación crediticia en la economía real, ha concedido en julio al conjunto de entidades que operan en la zona del euro 1,23 billones de euros, de los cuales más de la mitad ha ido destinado a las entidades españolas.