Noticias

Sólo uno de cada diez hogares españoles cree que su situación económica mejorará en el próximo año

Elaborado a partir de una encuesta a consumidores, el Índice de Genworth clasifica a los hogares en función de su situación económica actual. Esta clasificación muestra el incremento de las dificultades económicas y de la desconfianza de los hogares desde el inicio de la crisis, especialmente en los dos últimos años.

El perfil actual de los hogares españoles muestra que un 98% ha sufrido algún tipo de dificultad económica en el último año y cuatro de cada diez (41%) ha sufrido dificultades de gravedad (vulnerabilidad económica). A demás, solo un 11% de los hogares cree que su situación económica mejorará, frente a un 89% que no cree que su situación se recupere.

El país más preocupado por la situación económica

En la comparativa con el resto de países europeos, los hogares españoles aparecen como los únicos que sitúan a la evolución de la economía –tanto global como nacional– como su primera preocupación en relación a la evolución de su situación económica (aspecto citado por un 39% de los hogares). Con un porcentaje similar, los consumidores citan el nivel de ingresos procedente de su trabajo (38%) y el coste de la vida (37%).

En la mayoría de países europeos, la principal preocupación es el coste de la vida mientras que la situación económica aparece como una preocupación menor. Además de España, solo aparecen citados en los primeros puestos Portugal (28%) y Finlandia (28%). Ante estos resultados, Ernesto López, director general de la operación española de Genworth, considera:“El Índice refleja la preocupante situación que viven los consumidores españoles y su escasa confianza de mejora. Sólo el 9% de los hogares españoles son optimistas sobre que su situación económica mejorará en los próximos 12 meses.”. 

Cada vez más desconfiados

A partir de la situación económica de cada hogar y sus perspectivas de mejora, el Índice de Genworth atribuye una puntuación a cada país. España aparece como el país europeo que presenta una caída más acusada de este Índice, que se ha situado en 17 puntos, la mitad del registrado en 2010 (34 puntos). El estudio señala al incremento del desempleo y el desplome del precio de la vivienda como las principales causas de esta caída.

España se sitúa de este modo como el quinto país con un índice más bajo, solo por delante de Polonia (13 puntos), Italia (11), Portugal (6) y Grecia (1). Por el contrario, los países escandinavos son los que presentan un índice superior: Noruega (71), Suecia (67), Dinamarca (52) y Finlandia (47).

Índice de Genworth

El Índice Genworth se ha consolidado en los últimos años como un indicador fiable de las perspectivas de evolución de la economía de los países analizados. Así lo corrobora un estudio elaborado por Oxford Economics (Evaluating the Consumer Financial Vulnerability Index). La investigación se ha realizado a partir del Ómnibus Global de Ipsos MORI en 20 países de Europa, América Latina y Asia, entre octubre y diciembre de 2012. Se ha preguntado a 1.000 adultos en cada país y los resultados son ponderados para ser representativos dentro de la población de cada país.

El Índice es el resultado de un proyecto de desarrollo de 2007 encargado durante la creciente preocupación por las tasas de los préstamos de consumo y el endeudamiento excesivo. El objetivo del proyecto era crear una medida internacionalmente relevante, estandarizada y eficaz sobre la seguridad económica del consumidor. El diseño del Índice fue realizado por el Centro de Investigación en Finanzas Personales de la Universidad de Bristol y el Instituto Europeo de Investigación de Crédito.

La puntuación del Índice es una relación basada en: los hogares económicamente seguros, aquellos que raramente experimentan dificultades económicas y que piensan que su situación económica en el futuro va a mejorar; y las familias económicamente vulnerables, quienes a menudo experimentan dificultades y esperan que su situación futura va a deteriorarse.

Las puntuaciones van de 0-100, las puntuaciones más altas representan mayores niveles de seguridad económica. Este año, por primera vez, se ha añadido una pregunta que trata de comprender y explicar la opinión de los hogares desde su punto de vista económico.