Noticias

Donde dije digo, digo Diego

Justo a medianoche, como en el cuento de La Cenicienta, los usuarios de metro de Madrid terminaban su jornada con una esperada, aunque negada hasta la saciedad, mala noticia.

Anunciar a esas inoportunas horas que viajar en transporte público en la Comunidad madrileña les va a costar a los ciudadanos una media de un 11% más, no podía pretender otra cosa que pasar desapercibido. Algo que, por supuesto, no lograron. Y no es de extrañar teniendo en cuenta los últimos debates sobre la mala gestión en comunicación que lleva a cabo el Partido Popular.

Internet y las redes sociales fueron las encargadas de difundir anoche, por todas partes del mundo, que el billete sencillo de metro pasaba a costar hasta los dos euros, por ejemplo. Tan sólo un hora después, el ya conocido hoy hastag #tarifazoMadrid se encontraba entre los temas más debatidos a nivel mundial en la red social Twitter.

El billete sencillo llegará a los 2 euros

Frente a la costumbre de aplicar la subida en enero, este novedoso procedimiento ha provocado una gran indignación entre los consumidores. Algo quizá comprensible si se tiene en cuenta que hace tan sólo dos meses y medio la propia Esperanza Aguirre aseguraba que las tarifas no subirían en 2012. Es más, fue ella misma quien encomendó al consejero de Transportes, Pablo Cavero, aumentar ingresos y reducir subvenciones sin incrementar el precio del billete que pagan todos los usuarios.

Pues bien, de esas declaraciones hace ya dos meses y medio, pero no hay que ir tan lejos. Ayer escuchábamos como la presidenta de la Comunidad de Madrid decía que no creía que el precio del transporte público se incrementaría este año, especialmente hacía referencia al billete sencillo, ya que, según la propia Aguirre, “subió hace poco”.

Eso fue ayer. Hoy mismo, siendo pública ya la subida, Aguirre ha vuelto a negar el incremento de las tarifas en el transporte público, que pasan, para que no haya confusión alguna por una subida en el Metrobús de 10 viajes, de 9,30 a 12 euros (un 29% más). La tarifa para llegar o salir del aeropuerto de Madrid Barajas se duplica hasta cinco euros y los abonos mensuales suben casi el 8%. También se incluyen billetes nuevos que tienen en cuenta la distancia recorrida o la duración del viaje. El billete sencillo, que desde agosto cuesta 1,5 euros, subirá a partir de junio para aquellos que recorran más de cinco paradas hasta los 2 euros.

Los motivos: caída de la subvención del Gobierno y subida de los suministros

Si se tienen en cuenta estas nuevas medidas lejos queda esa desafortunada, que aun no han olvidado los consumidores, campaña publicitaria que decía algo así como que el Metro de Madrid ofrecía Más por menos.

Si bien la presidenta de la Comunidad parece no haber comprendido lo que supone el anuncio que hacían a las 00:00h, el consejero de Transportes, Pablo Cavero, ha reconocido que no había más remedio que subir las tarifas del transporte público. Para argumentar los incrementos, la propia Consejería ha ofrecido distintas razones. Por un lado, señalan que ha bajado la subvención del Ministerio de Fomento al transporte público madrileño. Y por otro, la subida de los suministros, principalmente del gasoil (16,8%) y de la luz (7,4%).

Llegados a este punto, tal y como apunta un usuario en twitter, podemos decir que vamos a pagar como un suizo y a cobrar como un griego.Parece ser que aquélla polémica propuesta de aceptar el patrocinio de estaciones ya no suena tan descabellada, ¿verdad?