Noticias

“El dividendo es un factor importante, pero no un fin en sí mismo”

Sea cual sea esa retribución periódica al accionista, el socio consultor de Capital Value desaconseja invertir en una compañía exclusivamente porque tenga un dividendo atractivo. Antes de hacerlo, Santiago Pons cree que es importante realizar un análisis exhaustivo del resto de características que presente el valor y el negocio de la compañía en cuestión. Es más, Pons destaca que, a veces, es un factor interesante el hecho de que la compañía sacrifique parte de ese dividendo en favor de una reinversión de capital para hacer crecer su actividad. “En compañías que reparten dividendo buscamos además que el payout no sea muy elevado, que también se destine parte del beneficio a seguir creciendo”, explica.

Lo cierto es que los estudios del mercado bursátil demuestran que las compañías con mayor retribución al accionista suelen superar a aquellas que no reparten dividendo o lo hacen en porcentajes menores. Una norma que, además, se cumple sea cual sea la tendencia del mercado, bajista o alcista. Esto demuestra que el dividendo es un aspecto realmente atractivo y uno de los factores que más tienen en cuenta los inversores a la hora de decidir dónde colocar sus ahorros. Es más, Pons destaca que, en el escenario actual de mercado, la inversión en renta variable presenta una relación entre rentabilidad y riesgo mejor, en muchos casos, a la deuda soberana. Es el caso de las compañías multinacionales con crecimiento constante y probado a lo largo de los años, que hayan mantenido además la salud financiera a pesar del duro escenario que les rodea. “Vemos más seguridad en una acción como Walmart que en los bonos emitidos por el Estado español”, asegura el experto de Capital Value.