Noticias

Draghi se lava las manos

El punto principal del mandato de un presidente del BCE es mantener la supervivencia y estabilidad de un euro más inestable que nunca por la interminable crisis económica por la que siguen atravesando los países que comparten la moneda única.

Sin embargo, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi ha vuelto a lavarse las manos ante el complicado entorno que envuelve al euro, y ha afirmado que el BCE no tiene que resolver problemas que no son de política monetaria. Según Draghi “no es correcto” que el BCE ponga en marcha este tipo de maniobras.

Por otro lado, el presidente de la institución monetaria ha vuelto a fijar sin cambios los tipos de interés, una decisión que según él se ha llevado a cabo “por amplio consenso”, lo que deja entrever que no todos los miembros del Consejo apostaban por dejar los tipos como están.

Por último, Draghi ha confirmado que prorroga la barra libre del programa extraordinario de liquidez para la banca, hasta el mes de enero de 2013.

Decepción en los mercados

Sin embargo, y tras conocerse la inoperancia del BCE, con respecto a la situación económica, los mercados se han dejado contagiar por la decepción y ha caído con fuerza, es el caso de nuestro selectivo que ha enfriado su repunte, antes de la rueda de prensa de Draghi el Ibex 35 repuntaba un 3%, después lo hace entorno al 1%.