Noticias

Las dudas disparan los intereses en la subasta de deuda

El Tesoro Público ha colocado 2.219,46 millones de euros en bonos y obligaciones, pero a un alto precio: las dudas han obligado a pagar el interés más alto por la deuda a medio plazo de toda la era euro. Aún así, el organismo ha logrado superar el máximo previsto, ya que esperaba captar entre 1.000 y 2.000 millones, y ha cosechado una alta demanda que ha superado los 7.700 millones de euros.

En concreto, el Tesoro ha colocado 602,27 millones en obligaciones a 5 años y cupón (interés nominal) del 5,5%. Así, la demanda ha superado en 3,4 veces la cantidad ofrecida por el organismo. Sin embargo, ha tenido que subir más de un punto el interés medio de este papel y dejarlo al 6,072% frente el 4,960% anterior. 

En el caso de los bonos a 3 años, el Tesoro ha emitido 917,63 millones con cupón del 4%. La demanda ha superado en 3,2 veces la cantidad subastada. En este tipo de papel, la rentabilidad ha subido un poco menos de un punto, ya que el tipo medio se ha elevado al 5,457% desde el 4,876% anterior.

El interés que más ha tenido que elevar es el de los bonos a 2 años, títulos con los que ha vendido 699,56 millones de euros y cupón del 3,4%. En este caso, el organismo ha tenido que elevar más de dos puntos la rentabilidad, ya que el interés medio ha pasado del 2,069% al 4,706% actual.

Ésta es la segunda vez en la semana que el organismo se somete al escrutinio de los mercados. Ya el lunes, el Tesoro se vió obligado a elevar los tipos de la deuda a corto plazo, que también alcanzó niveles récord desde que España entreó en el euro.