Noticias

El Ecofin busca el acuerdo para reforzar a la banca

El principal punto de discrepancia es el grado de flexibilidad que se debe permitir a cada país, cuestión que enfrenta a Reino Unido y Suecia, que reclaman poder exigir requisitos extra a sus bancos, con Francia, que pide una armonización máxima. España está más cerca de las posiciones británicas.

La norma en cuestión tiene como objetivo incorporar a la legislación de la UE las reglas internacionales de Basilea III. Para ello, fija un capital del 8% de los activos ponderados por riesgo.

Desde nuestro país, Luis de Guindos lo tiene claro y asegura que habrá fusiones en la banca "en los próximos días".

En este sentido, el ministro de economía negaba el pasado lunes ante su homólogo alemán Wolfgang Schäuble que España vaya a solicitar ayuda del fondo de rescate europeo para completar la restructuración del sistema financiero español. Ha defendido que la fórmula para la banca española será avanzar en fusiones y esfuerzos adicionales en saneamientos, que se verán "en los próximos días", y en la creación de sociedades de liquidación para activos tóxicos.