Noticias

La economía española cayó un 0,8% en el cuarto trimestre del 2012

Como resultado de la agregación de las estimaciones correspondientes a los cuatro trimestres del 2012, el PIB español registró una caída del 1,42%. Este dato también es peor que el avance del INE, que había estimado la contracción de la economía en el 1,37%. Por su parte, el PIB generado por la economía española en el cuarto trimestre de 2012 registró una caída del 1,9% respecto al mismo trimestre del año anterior, tres décimas más intensa que el estimado para el período precedente (?1,6%). "Así, la economía española acelera su decrecimiento anual, como consecuencia de una mayor contracción de la demanda nacional", señaló el INE.

En concreto, la contribución al crecimiento agregado de la demanda nacional fue siete décimas más negativa que en el trimestre anterior, situándose en ?4,7 puntos, mientras que la demanda externa aumenta en cuatro décimas su aportación al PIB trimestral (de 2,4 a 2,8 puntos).

El gasto en consumo final de los hogares experimenta un descenso anual del 3% frente al 2,1% estimado para el tercer trimestre, como consecuencia de un "empeoramiento en todos los grupos de consumo, siendo más acentuado en los casos de bienes duraderos y de servicios", apuntó el INE. El gasto en consumo final de las Administraciones Públicas estabilizó su descenso en el 4,1%, como consecuencia de la evolución tanto de los consumos intermedios como de la remuneración de los asalariados.

La formación bruta de capital fijo aumentó su decrecimiento en más de medio punto en el cuarto trimestre, pasando del 9,7% al 10,3%.La demanda de activos de bienes de equipo contrae su nivel en casi un punto más, desde el 7% al 7,9%, y la inversión en activos de construcción registró tasas de variación similares a las registradas en el trimestre precedente (pasó de bajar un 12,4% a hacerlo un 12,3%).

EMPLEO

Por su parte, el empleo de la economía descendió a un ritmo anual del 4,7%, una décima más que en el tercer trimestre, lo que supone una reducción neta de aproximadamente 805.000 puestos de trabajo a tiempo completo en un año.

Las horas efectivamente trabajadas cayeron a una tasa del 3,9%, y el coste laboral unitario registra un descenso anual del 5,8%, aproximadamente seis puntos por debajo del deflactor implícito del PIB (0,1%).