Noticias

EE.UU. se blinda al paso del huracán Sandy

El New York Stock Exchange señala en un comunicado que las peligrosas consecuencias del huracán harán extremadamente difícil garantizar la seguridad de la gente, lo que debe ser, recuerda, su principal prioridad. De esta forma, el emblemático edificio de Wall Street ha permanecido cerrado por primera vez desde el 11 de Septiembre. Hay que remontarse hasta 1985 para ver a la Bolsa de Nueva York cerrada por motivos climatológicos. Entonces, fue por el huracán Gloria. El plan original consistía en el cierre físico y el mantenimiento de las operaciones electrónicas, pero finalmente, no ha habido actividad. También el Nasdaq, cuya sede está en Times Square, ha echado hoy el cierre. 

 

 
 
 
 

 

Sandy también ha obligado a compañías como American Express a cerrar sus oficinas y a Google a retrasar la presentación de su nuevo smartphone. Pero las consecuencias del huracán van más allá, 375,000 personas han sido evacuadas y hoy no han abierto los colegios. Desde ayer ha quedado suspendido el servicio de metro y autobús, y sólo para hoy, se han cancelado más de 5 mil vuelos. Tampoco Naciones Unidas ha abierto sus puertas. Eso en Nueva York en Washington, será la sede del Fondo Monetario Internacional, ha permanecido casi sin actividad.

En cuanto a la campaña electoral, Sandy ha obligado a los dos candidatos a la presidencia a cancelar diversos actos  y pone en riesgo la posibilidad de ejercer el derecho al voto por adelantado en al menos dos de los Estados afectados, Maryland y Carolina del Norte, que en los comicios de 2008 optaron por Barack Obama. Los gobernadores han declarado en los últimos días el estado de emergencia, ante la que según los meteorólogos, puede convertirse en la mayor tormenta en tocar tierra en la historia reciente de EE UU. El propio Presidente de EEUU ha querido destacar la gravedad del fenómeno. "Esta es una grave y gran tormenta. Y mi primer mensaje es para toda la gente de la costa este y del medio Atlántico hacia el norte: tenéis que tomaros esto como algo muy grave".

Entre el miércoles y el sábado, Sandy ha matado a medio centenar de personas y ha causado enormes destrozos en las islas del Caribe. Ahora llega a Nueva York, que ayer ordenó la evacuación de 375.000 personas que habitan en las zonas bajas de la ciudad.