Noticias

“Sólo podemos elegir entre un mal y un mal peor”

Una semana después de que anunciara el ajuste de 65 mil millones de euros en el Congreso, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha vuelto al mismo escenario para dar explicaciones sobre las medidas adoptadas. Unas medidas que la oposición, prácticamente en pleno, ha criticado. Tanto CiU como Izquierda Unida han coincidido en señalar que reducirán el consumo y aumentarán el paro y la recesion. El coordinador general de esta última formación, Cayo Lara, ha acusado al Ejecutivo de aplicar la “ley del embudo”: lo ancho para los defraudadores y lo estrecho para la mayoría.

Desde el PSOE, su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que las medidas adoptadas no contribuirán a la recuperación. "Desatendiendo la dependencia y el desempleo, machacando con impuestos a la clase media y recortando salvajemente los salarios de los empleados públicos no vamos a salir de la crisis", ha afirmado Rubalcaba. Rajoy ha replicado que no tienen otra opción. "El Gobierno no puede elegir entre un bien y un mal, sino entre un mal y un mal peor".

El presidente ha insistido en que el objetivo principal de su Gobierno es reducir el déficit y ha preguntado a Rubalcaba que si no puede bajar gastos y subir ingresos, qué otra opción le queda. Rajoy ha recordado que "en 2011 gastamos 90 mil millones de euros más de lo que teníamos" y ha argumentado que, si esto no hubiera pasado, no hubiera tomado las medidas que ha tenido que tomar. Además, ha reconocido que hay instituciones públicas que no pueden financiarse fuera y que el Ejecutivo gasta 30 mil millones de euros en intereses de la deuda.