Noticias

La embajada española critica el "esquizofrénico" papel del ultraderechista Wilders

Tras la dimisión del primer ministro de Holanda y todo su gabinete, se abre la incertidumbre sobre el avance de los compromisos que tiene que presentar el país para ver el visto bueno de Bruselas. Lo cierto es que el tiempo se agota, y la primera cita en el calendario de Holanda es presentar a Bruselas unos presupuestos en los que Europa demanda – entre otras cosas – el compromiso de alcanzar un objetivo del 3% de déficit, a cierre de 2013. Precisamente la falta de acuerdo en este punto ha sido el motivo por el que el ya ex primer ministro ha presentado su dimisión.

Mark Rutte se cansa del ultraderechista Geert Wilders, que se ha negado a apoyar el compromiso con Bruselas, a partir de ahora se abre un calendario “muy apretado y muy difícil” ha afirmado Santiago Miralles, ministro consejero de la embajada de España en Holanda, a Diario Financiero, que asegura que la negociaciones, que se abrirán ahora, sobre los presupuestos  “serán muy conflictivas, porque el partido laborista (oposición) afirmaba que no quería reducir el déficit al 3% en 2013, sino que apostaba por hacerlo en 2015”, por ello ahora el Ejecutivo en funciones debe buscar apoyos aunque “también el partido socialista es contrario a doblegarse a Bruselas”, afirma Miralles, que ha apostado por un pacto entre liberales y democristianos, “lo más probable es que ambas formaciones lleguen a un acuerdo con reformistas y laboristas”, aunque ha matizado que “si lo consiguen, no se como van a hacerlo, tienen demasiado poco tiempo para llegar a un acuerdo”.

Con respecto a lo que pueda ocurrir el diplomático ha pronosticado que “o el plazo del día 30 (dado por Bruselas para presentar los presupuestos) se flexibiliza o se encuentra un acuerdo básico”, aunque ha confirmado que “es un calendario muy apretado y muy difícil”.

La dimisión de Mark Rutte, un rumor a voces

Miralles ha confirmado que la dimisión del primer ministro no ha sido ninguna sorpresa en Holanda “porque las negociaciones para sacar adelante los ajustes iban encaminadas a no ver la luz”, ya que el Gobierno de Rutte “era una minoría muy precaria”.

Sin embargo, Miralles ha descartado que se vaya a producir inestabilidad en Holanda tras la dimisión del Gobierno en bloque , a pesar de que es muy probable que “como pronto hasta enero sigamos sin un Ejecutivo”, ya que “este país funciona sin Gobierno, es un país muy estable en donde se ven muchos pactos y acuerdos”.

Wilders, el ‘perro del hortelano’

Con respecto al ultraderechista Geert, el ministro asesor ha asegurado que “ha estado jugando sin estar dentro de la partida, ha condicionado mucho la política del Gobierno”, y ha recordado la polémica que suscitó cuando Wilders criticó abiertamente al presidente de Turquía, cuando este visitaba Holanda “ha tenido un papel muy destacado para mal en exteriores, ha sido un personaje muy incomodo, y muy difícil”.

Por último, Miralles ha criticado al ultraderechista del que ha dicho “se siente cómodo atacando el sistema desde fuera. (…) Su papel era bastante esquizofrénico el estar prestando apoyo al Gobierno y criticarlo desde fuera”, ha sentenciado.