Noticias

“España tiene que buscar dónde puede ser competitivo y aportar valor añadido”

Gil Gidrón, presidente de la Cámara de Comercio e Industria Hispanoisraelí se ha mostrado convencido de que la escalada de violencia de los últimos días en Oriente Medio no afectará al comercio bilateral entre España e Israel: “Quizá tenga algún efecto en viajes puntuales, pero el negocio entre ambos países crece a ritmos anuales del 15% y se mantendrá en el futuro”. En este sentido, ha recordado que Israel es el primer socio comercial de España en la zona. Gidrón ha señalado también que Israel es uno de los pocos países desarrollados que no ha tenido crisis ya que, dice, “no hemos tenido ni siquiera dos trimestres consecutivos a la baja”. Entre los puntos fuertes de esta economía, ha apuntado a la innovación y la tecnología. “El mundo occidental ha acotado sus inversiones en I+d+i, y todo lo que les hace falta en este campo, lo están comprando en Israel”, ha explicado antes de recordar que el país está creciendo a un ritmo del 2,9% y tiene una tasa de desempleo del 6%, que ha definido de “casi estructural”.

Gidrón ha asegurado también que la situación de Israel no es un milagro: “llevamos haciéndolo mucho tiempo”. Así, ha explicado que ya en los años ochenta se desarrolló un sistema de financiación de la innovación, con lo que se ha conseguido dedicar 2.000 millones de euros al año, frente a los 120 millones destinados en España. “Es importante también la aceptación del fracaso: al principio, ocho de cada diez proyectos no tienen éxito”.

Sobre el modelo de innovación y tecnología Israelí, el presidente de esta Cámara ha reconocido que se adapta muy bien a la idiosincracia de nuestro país. “En España falta mucho por aprender. Entre otras cosas, que si no se financia algo, no funciona”, ha advertido con los ojos puestos en el emprendimiento. En este sentido, ha matizado que Israel es el primer país en financiación de innovación per cápita: 140 euros por persona y año frente a los 3 euros que dedica España. Además, Gidrón ha apostado por abandonar la financiación bancaria y centrarse en otras alternativas como el capital riesgo.

Innovación Coordinada
Precisamente, desde la Cámara de Comercio Hispanoisraelí creen que en España hace falta fomentar el emprendimiento: “hay que ver dónde se puede ser competitivo y aportar valor añadido y tecnología”. Entre los campos susceptibles, Gidrón se ha referido a las energías renovables, a la automoción y al turismo. Entre otra recomendación, cree que no se puede innovar sobre todos los temas en las 17 autonomías, sino que tiene que ser de manera coordinada.

Sabemos que la situación actual de España es complicada. Sin embargo, creemos que quedan muchas oportunidades, pero es necesario organizar la forma de operar y el modelo económico”. Y es que según Gidrón, estamos en un momento muy bueno por la necesidad de cambiar nuestro modelo productivo. Un modelo que, dice, no debe incluir solo a las grandes empresas: “las PYMES tienen que tener también gran importancia. Pero tiene que ser una pequeña y mediana empresa que desde el principio sea multinacional y compita en innovación y desarrollo”.

En matera educativa
Dentro del sistema israelí, Gidrón se ha referido también a la educación. Así, ha apostado por empezar la formación en emprendimiento desde  la educación infantil a través de cursos, laboratorios, iniciativas en colegios. Unas herramientas que, según ha explicado, ya se está empezando a estudiar en España. Eso sí, ha señalado que se trata de un cambio cultural que requiere su tiempo, aunque en nuestro país, “ya está en marcha”.