Noticias

España pone sus esperanzas en la reunión del FMI de hoy

El Ejecutivo de España tiene depositadas grandes esperanzas en este encuentro del FMI. Y lo tiene porque confía en que este organismo condene la austeridad como el único plan para la salida de la crisis en Europa. De hecho, la idea es que desde el Fondo se dé un espaldarazo a la petición de los periféricos de que se necesitan más ayudas para que la Unión Europea comience a ver la luz al final del túnel. Algo a lo que ayudaría el que Bruselas nos dé más tiempo para cumplir. En este sentido ha hablado el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que no ve "disparatado" establecer distintos objetivos de déficit para las autonomías, en función de la situación actual de sus finanzas..

De momento, el FMI para la eurozona se espera una contracción del 0.2%, y además Christine Lagarde ya dijo la semana pasada que se necesitan más reformas. Sin embargo, es cierto que desde Washington se va a enviar un mensaje de alerta: caminamos hacia un mundo de tres velocidades.

La primera con los emergentes a la cabeza, donde la crisis casi no hace mella. La segunda con Estados Unidos o suiza donde ya se empieza a dejar atrás la mala coyuntura económica, y la tercera, con la eurozona y Japón en donde hay serias dudas de lo que ocurrirá.