Noticias

Europa busca corregir desequilibrios macroeconómicos

Sobre la mesa estará la última propuesta de Herman Van Rompuy para crear un presupuesto propio de la Eurozona, que sirva para financiar a corto plazo el desempleo en países con problemas. A cambio de ese dinero, los Estados implicados se comprometerían a acometer las reformas estructurales que fueran necesarias.

Esta capacidad presupuestaria se crearía después de 2014, y tendría la capacidad de absorber choques macroeconómicos específicos en los países de la Eurozona. Ese presupuesto sería el último paso después de avanzar en la supervisión bancaria, la unión fiscal y, finalmente, esa unión presupuestaria.