Noticias

“En Europa solo queda resolver el problema de la competitividad y el crecimiento”

El director de ventas de BlackRock en nuestro país, Luis Martín, entiende que Europa ha peleado desde el inicio de la crisis contra tres problemas principales. El primero de ellos, la falta de liquidez, solucionada el curso pasado a través de las dos inyecciones a los bancos aportadas por el BCE. El segundo de esos obstáculos, según Martín, era la confianza en el sistema y las dudas sobre la irreversibilidad del Euro. “Creo que Draghi ha apuntalado esa situación con sus medidas. El riesgo del fin del Euro ya se ha disipado”, subraya. Eso si, con esos dos primeros problemas solucionados, Martín destaca que queda un tercero a resolver en el medio o largo plazo: la falta de crecimiento y competitividad en Europa, especialmente en sus economías periféricas.

En este contexto, la visión de BlackRock de cara a la última parte de este 2012 en lo que respecta a la renta variable es optimista. Aunque las economías desarrolladas están sufriendo la crisis, Luis Martín destaca que, en muchos casos, se siguen registrando moderadas expansiones de la actividad económica. Ese factor, unido a la última oleada de políticas monetarias expansivas y unos tipos de interés “históricamente bajos”, podría deparar, según Martín, rentabilidades “razonables” para la renta variable en el largo plazo. En cuanto a los sectores más propicios para invertir, el experto de BlackRock lo tiene claro. “Preferimos los sectores que el mundo necesita, como la sanidad, las telecomunicaciones o las infraestructuras. El mundo va a tener que invertir más en ese tipo de compañías para mejorar nuestra calidad de vida”, concluye Martín.