Noticias

El ex Jefe de Gabinete de Kirchner reconoce que Argentina está en deuda con Repsol

-¿Cuál es la situación económica de Argentina?

Es algo más difícil de lo que debería ser. La crisis ha hecho que muchos países vean a América Latina como una buena oportunidad, lo que está haciendo muchos países como Brasil, Colombia o Perú están recibiendo mucha inversión extranjera. En Argentina tenemos una serie de problemas que el Gobierno no atiende como la limitación de la salida de divisas y temas como la expropiación de YPF que están dificultando mucho las inversiones en un país que las necesita.

-¿Ve paralelismos entre la situación económica de Argentina de hace unos años y lo que está pasando hoy en España?

España tiene un problema de crecimiento. Y creo que está originado por la misma causa por la que Argentina cayó en recesión: adoptar como propia una moneda que no tiene nada que ver con la moneda del país. Argentina se ató al dólar y ahí perdimos competitividad. Europa está con el dilema del euro, que es una moneda valorizada por las reglas alemanas en un continente que no funciona con las mismas lógicas de desarrollo que tiene Alemania. Esto es un ancla para muchas economías. Argentina salió de su problema rompiendo la convertibilidad y devaluando. Por eso Krugman habla de seguir el modelo argentino, que paso por devaluar favoreciendo una rápida recuperación, pero eso con las reglas europeas es imposible. La devaluación nos permitió salir muy rápido de la crisis. Para España es más difícil por estar atado al euro.

-¿Han notado que se haya reducido la inversión en Argentina tras la expropiación de YPF a Repsol?

Tengo la impresión de que sí ha sido así. El año pasado por parte de la UE tuvimos inversión nula. Argentina está en deuda con el tema de encontrar una solución a la expropiación. Otros países como Bolivia o Venezuela también han expropiado recursos energéticos, pero han pagado esa expropiación. Y es un tema que hay que resolver rápidamente. El Gobierno está en deuda con pagar la expropiación, y confío en que lo resuelva inmediatamente porque eso afecta la confianza del inversor.

 

-¿Argentina es un país seguro para una empresa extranjera?

No creo que hay un problema de inseguridad. El tema de las reservas energéticas es un tema singular. Otras empresas no han tenido dificultades en Argentina. Sí que tenemos otros problemas como que una empresa invierta y no pueda llevarse sus dividendos. Es un problema porque Argentina necesita de esa inversión externa.