Noticias

Desde FENAC apuestan por facilitar el acceso al crédito, frenar la morosidad y flexibilizar el mercado laboral

Según un estudio elaborado por FENAC, la patronal española de las pymes dedicadas a la consultoría, las tres principales medidas que necesita el tejido productivo para empezar a generar actividad son el acceso real a la financiación, limitar la abultada morosidad de las administraciones públicas y flexibilizar el mercado de trabajo.

Según apunta el vicepresidente de la patronal de la pymes de consultoría, Francisco Aranda, el mayor problema al que se enfrentan en estos momentos la mayoría de las empresas es la obtención de fondos con que mantener su actividad. “Por ello, es necesario que el próximo gobierno que salga de las urnas establezca urgentemente mecanismos eficaces de acceso al crédito con el objetivo de evitar que problemas de liquidez conviertan en inviables a muchas empresas, como está ocurriendo ahora. Éste es uno de los principales motivos por los que en los últimos años han desaparecido cerca de 400.000 empresas”, sostiene el dirigente empresarial.

Los datos del Banco Central Europeo sostienen que las pymes españolas son las que menor tasa de éxito alcanzan al solicitar préstamos bancarios, con apenas un 50%, frente al 66% de media en la Zona Euro. En Alemania, por su parte, la tasa de éxito alcanza el 80%.

En segundo lugar, las empresas consultadas por FENAC, afirman que la morosidad de las administraciones públicas es otra de las circunstancias que está ahogando su viabilidad. Por ello exigen que se cumpla la ley y que se establezca un calendario real de pagos. En este sentido, Francisco Aranda apunta que una solución eficaz podría pasar por establecer un principio de compensación de las deudas tributarias y de la seguridad social, con deuda de las administraciones públicas con las empresas. Según datos de FENAC, las AAPP están pagando a 153 días, cuando la Ley obliga desde el 1 de enero de este año a pagar como máximo en 50 días. Estos plazos sólo los superan Grecia e Italia y duplica los plazos que mantienen los países del norte de Europa.

El tercer aspecto urgente para la activación económica es simplificar el marco contractual y modernizar el sistema de relaciones laborales, cuya rigidez está basada en el modelo económico de los años ochenta, en opinión de FENAC. Según su Vicepresidente, Francisco Aranda, “se trata de flexibilizar nuestro mercado de trabajo para generar un empleo sostenible y que permita a las empresas ser actores dinámicos y adaptables a las condiciones cambiantes del mercado global en el que competimos”. En opinión de la patronal de las pymes de consultoría hay que avanzar, como Europa, hacia un modelo que aporte seguridad en el mercado de trabajo y no en un puesto concreto.

Para ello es fundamental favorecer la entrada y la salida del empleo, por eso es clave incorporar el contrato único indefinido con indemnización proporcional de 20 días por año trabajado y un máximo de un año. De esta forma, según Aranda, “lograríamos reducir también la abultada temporalidad que padecemos empresas y trabajadores”. Otro de los aspectos de la modernización del sistema laboral pasa, en opinión de FENAC, por fomentar el contrato a tiempo parcial, “que es una salida natural de cualquier crisis como estamos viendo en todos los países de Europa” y acercar la negociación colectiva a la realidad de la empresa.

“La ausencia de estas medidas perjudica especialmente a la PYMES, cuyo menor dimensión las hace más vulnerables a estos problemas y no podemos olvidar que en nuestro país de cada cuatro trabajadores, tres lo hacen en una de ellas y que el 81% de las empresas cuenta con menos de tres asalariados”, afirma Francisco Aranda, Vicepresidente de FENAC.