Noticias

Día de la Fiesta Nacional marcado por la austeridad

Será el acto central del Día de la Fiesta Nacional, el primero desde que Mariano Rajoy es presidente del Gobierno, que tendrá posteriormente su epílogo en la recepción que ofrecen los Reyes en el Palacio Real,  y que estará irremediablemente marcado por el desafío independentista lanzado en el último mes por el Gobierno catalán, y por todas las tensiones que el giro político dado por Artur Mas ha generado en toda España.
El Gobierno catalán ha querido dejar claro que hoy no enviará a Madrid a ningún representante, porque su fiesta nacional es la Diada. La última vez que un presidente de la Generalitat estuvo en el 12 de Octubre fue en 2010, cuando acudió José Montilla en vísperas de su derrota electoral.
La jornada comenzará a las 10.30 horas, con la llegada de los Reyes a la plaza de Neptuno de Madrid. Allí los esperará el resto de la Familia Real, salvo los duques de Palma, que por primera vez desde 1999 no asistirán a los actos del 12 de Octubre. Junto a ellos, las principales autoridades del Estado, civiles y militares.
Estarán, eso sí, menos tiempo que nunca, porque está previsto que los recortes reduzcan la parada militar 20 minutos y que ésta dure poco más de una hora. Se ha suprimido el desfile aéreo, no habrá vehículos pesados pasando por el paseo del Prado y la bandera no llegará a la plaza transportada por un paracaidista. Todo para reducir los números, que hasta el año pasado seguían siendo altos. Respecto a 2011, se pasa de 3.100 a 2.600 militares, de 147 a 50 vehículos y de 55 a siete aeronaves, las que componen la Patrulla Águila, cuyo paso formando los colores de la bandera de España sí se mantiene. Con ello, se ha conseguido bajar el gasto de los 2,8 millones de euros de 2011 a los 900.000 euros de este año.