Noticias

Los funcionarios, el blanco más "fácil" del Gobierno

Poco a poco se van conociendo los pasos que quiere dar el Gobierno de Mariano Rajoy para conseguir hacer frente al déficit público del país y así, poder salir de la crisis. Para ello, uno de los nuevos recortes afectaría a los funcionarios que estén de baja, que no justifiquen su enfermedad y que no se sometan a reconocimientos médicos.

En concreto, este nuevo ajuste "perjudicaría" al salario de los primeros noventa días de baja de los funcionarios, puesto que no se cobraría íntegramente, según se recoge en el Plan de Estabilidad de 2012-2015 que el Gobierno ha enviado a Bruselas. Es en este documento dónde se explica que esta medida tendría como principal objetivo luchar contra el absentismo laboral. De hecho, este texto hace alusión a un "plan contra el absentismo de los empleados públicos y racionalización de la incapacidad temporal en el régimen de Muface".

¿Qué incluye este nuevo plan?

El documento habla de la imposibilidad de pago del subsidio por incapacidad temporal y eliminación de la licencia por enfermedad a aquellos funcionarios sometidos a controles médicos con resultado de alta o incomparecencia injustificada a reconocimiento médico; acortamiento de los plazos de expedición y entrega a los órganos de personal de los partes de baja por incapacidad temporal en el régimen de Muface y cambio de cómputos por plazas en el mencionado régimen.

Según el propio Gobierno y aunque aun no ha dado cifras, esta nueva medida podría tener un impacto presupuestario muy positivo. Sería, además, la primera medida de ajuste importante que el Gobierno de Mariano Rajoy ha adoptado con los funcionarios, después de que el anterior Ejecutivo aprobara una bajada salarial de este colectivo, que afectaba a una media del cinco por ciento de su salario