Noticias

La Generalitat reconoce ahora que el referéndum sólo se hará si hay acuerdo con el Estado

Gordó, que participó en la primera reunión del Consejo Asesor para la Transición Nacional de Cataluña, dijo que "ahora mismo no veo la forma de hacer una consulta si el Gobierno del Estado y la Generalitat no llegan a un acuerdo", y para ello es necesario, a su juicio, cambiar "algunos aspectos conceptuales".

Durante su participación en el citado encuentro informativo, organizado en Barcelona por Nueva Economía Fórum, Gordó defendió que "los catalanes somos personas de pacto, consenso, diálogo y negociación, y esto es lo que intentan el Gobierno catalán y el Parlamento".

CREER EN EL DIÁLOGO

El consejero de Justicia estima que tanto la Generalitat como el Gobierno central deben hacer una "parada" y "creer en el diálogo". "Creo que debemos convencer a muchos del diálogo, porque hay gente en nuestro país, pero básicamente en Madrid, que aún no sabe que el diálogo es necesario", insistió.

Germà Gordó considera que la actual crisis económica complica el diálogo, pero "nosotros no nos podemos dejar llevar por estas circunstancias", manifestó. Al ser preguntado por si hay guerra sucia entre Cataluña y el resto de España para frenar las aspiraciones independentistas de los catalanes, Gordó dijo que "no hay ninguna prueba de guerra sucia, pero sí que hay indicios".

Asimismo, descartó que el Estado haya lanzado alguna oferta a la Generalitat catalana para mejorar su modelo de financiación a cambio de retirar su consulta. "¡Ojalá!", comentó.

Para Gordó, la consulta sobre el derecho a decidir parece difícil, porque "los puntos de partida están muy alejados", aunque en su opinión la Generalitat tiene la obligación de cumplir sus compromisos con la ciudadanía y intentar llegar hasta al final a través del diálogo.

MÁS ALLÁ DE 2014

Germà Gordó no descarta que la consulta finalmente se posponga más allá de 2014. Agregó que es importante no obsesionarse con el calendario e intentar "no ponernos nerviosos, porque hay espacio suficiente para que la consulta soberanista se pueda producir".

El consejero remarcó que el apoyo parlamentario al derecho a decidir ya alcanza los 104 diputados en el Parlamento de Cataluña, lo que representan casi el 80% de la cámara legislativa, y "espero que podamos ir más allá".