Noticias

Génova da por zanjada la polémica con Aznar

Fuentes de esta formación aseguraron a Servimedia que el debate sobre la división interna está "zanjado" gracias a la presencia de Sáenz de Santamaría en la conferencia de Aznar de este lunes, dado que ambos llegaron juntos y posaron unidos con total normalidad ante todos los medios de comunicación.

En el PP aseguran que el propio Aznar ha recapacitado en su actitud, dado que en las últimas semanas "ha rebajado progresivamente" el tono de su mensaje y la dureza de los reproches al Ejecutivo de Rajoy. A modo de ejemplo, subrayan que en el Club Siglo XXI ya no pidió una rebaja de impuestos, sino que se limitó a reclamar una reforma del sistema fiscal.

Algunos de los dirigentes y cargos públicos consultados reconocen, en este sentido, que el último discurso de Aznar "da la razón a las reformas" que está adoptando el Gobierno de España y, en especial, hace hincapié en la necesidad de proseguir con el nuevo plan de reformas que el Consejo de Ministros anunció el pasado 26 de abril.

Incluso, hay quienes sostienen que este mensaje más moderado de Aznar beneficia a los intereses de Rajoy, porque evita que muchos de los votantes desencantados con la actual política del PP se marchen a otras formaciones políticas como UPyD al simpatizar con las palabras del expresidente del Gobierno. Aducen, quienes así piensan, que Aznar acabará pidiendo el voto para el PP cuando lleguen las próximas elecciones generales, aunque ahora marque distancias públicamente con la gestión de Rajoy. En el círculo más cercano al jefe del Ejecutivo dan por cierta esta tesis a pesar de que hace pocas semanas criticaban la "deslealtad" de Aznar por acudir a una televisión en horario de prime time para atacar a su Gobierno.

Otro de los aspectos positivos que encuentran algunos dirigentes populares en la polémica suscitada por Aznar es que centra el discurso del Gobierno de Rajoy, ya que le sitúa a mitad de camino entre la derecha conservadora del presidente de honor del PP y la izquierda del PSOE de Rubalcaba.

Las fuentes consultadas por Servimedia añadieron que la cita de Aznar en el Club Siglo XXI sirvió también para medir las fuerzas reales del expresidente del Gobierno, que congregó a cerca de un millar de personas pero que arrastró a muy pocos cargos públicos del PP, tanto de la etapa actual como de la época en la que él fue presidente durante ocho años.