Noticias

El Gobierno acepta los nuevos objetivos de déficit

Ni tú ni yo. Al final ese objetivo de déficit para España se coloca para 2012 en el 5,3%, cinco décimas menos de lo que deseaba el Gobierno, lo que supondrá un recorte adicional de unos 5000 millones de euros. A su llegada a la reunión del Ecofin, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha insitido en que España acepta esos nuevos objetivos y los cumplirá porque nuestro país es un "socio leal", porque está "comprometido en su totalidad con la reducción del gasto" y porque apuesta por Europa. "España está absolutamente comprometida con el ajuste presupuestario, está absolutamente comprometida con las reformas estructurales y, evidentemente, desde ese punto de vista, esa recomendación va a ser aceptada por parte del Gobierno español", ha sentenciado De Guindos. 

Es un objetivo mayor del esperado por el Gobierno pero también implica un nuevo margen de nueve décimas con respecto al 4,4 % que España había pactado en un principio con Bruselas. De madrugada, el presidente del Eurogrupo Jean Claude Junker decía que el 8,5% de déficit en el que hemos cerrado 2011 ha muerto por lo que hay que seguir ajustando más allá de lo anunciado hasta el momento. El comisario de asuntos económicos, Oli Rehn tomaba el testigo para asegurar que tendremos que seguir en un futuro con más esfuerzos y no sólo a nivel nacional sino también regional y local.