Noticias

El Gobierno busca desincentivar hipotecas a más de 30 años

El Gobierno limitará a 30 años el plazo máximo para las hipotecas que puedan ser objeto de titulización, según ha explicado el ministro en el Congreso de los Diputados en el debate de totalidad del proyecto de ley de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios. De esta manera, sólo podrán ser utilizadas como cobertura para las emisiones de cédulas hipotecarias aquellas cuyo plazo máximo de vencimiento sea inferior a 30 años.

En declaraciones a los periodistas tras el debate, el responsable de Economía ha defendido que no se prohíben las hipotecas a más de 30 años, pero que se desincentiva su utilización. Además, defiende que 30 años es un plazo "suficientemente amplio". El ministro ha abogado también que los intereses de demora que pueden exigir las entidades de crédito se limitarán a tres veces el tipo de interés legal del dinero, ahora en el 4%.

Esta medida se aplicará a los intereses de demora devengados a partir de la entrada en vigor de la ley y, por tanto, tendrá efectos sobre las hipotecas nuevas y también sobre las actuales que entren en mora.

 

Por otra parte, De Guindos ha señalado que se introducirá modificaciones en la Ley de Enjuiciamiento Civil para que el juez pueda condonar el pago de la deuda remanente si el deudor paga el 65% del total pendiente en el quinto año desde la adjudicación del bien tras el proceso de subasta o el 80% en el décimo año. En caso de que la entidad que se queda con la casa obtenga una plusvalía con la venta del bien en esos 10 años, el juez podrá exigir que el 50% de ese incremento reduzca la deuda pendiente.