Noticias

“Se ha eliminado la creencia de que existen activos sin riesgo en el mercado”

Ante la inseguridad que depara el contexto económico y las constantes turbulencias en los mercados, los inversores están volviéndose cada vez más cautos a la hora de posicionar sus ahorros. En AFS Finance observan con claridad el desarrollo de esta tendencia en los últimos dos años, en los que parece que el inversor ha vuelto a apostar más por los activos tradicionales, tanto en renta fija como en la variable. “Estos activos están sustituyendo ahora una gran parte de la inversión que antes iba a productos estructurados”, añade Fernández.

La situación, ya complicada de por sí, viviría un nuevo impulso negativo en el caso de que Moody’s decida rebajar su rating para España a la categoría de ‘bono basura’, una eventualidad que podría producirse de manera inminente. “Una rebaja de rating influye negativamente en la confianza de los inversores. Eso no solo dificulta colocar la deuda, sino que además incrementa mucho la rentabilidad exigida por los inversores”. Todo ello, por tanto, se traduciría en un aumento de los intereses de la deuda española, que, a su vez, obligaría al Tesoro a emitir mayores cantidades de bonos para poder pagar esos intereses.

Con todas estas condiciones sobre la mesa, en AFS Finance se muestran cautos con respecto a la renta fija en nuestro país. “Llegará el momento para volver a invertir en España, pero por ahora estamos bastante infraponderados. Aconsejamos a nuestros clientes que diversifiquen su patrimonio en activos internacionales”, comenta Fernández. En lo que respecta a la deuda pública, la firma recomienda seguir con atención las buenas rentabilidades que pueden deparar las subastas de Suecia, Dinamarca o Noruega.