Noticias

"Hollande no va a dar un giro a Europa"

Cristina Borras, Investigadora de la Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior (FRIDE),  ha analizado la victoria de François Hollande, advirtiendo de que el giro político que supone para Francia la victoria del candidato socialista no traerá un cambio en el resto de Europa. “La política socialista es una victoria histórica que traerá nuevos cambios a Francia pero será otro cantar para Europa”, ha señalado.

No considera que la victoria socialista en Francia haya sido un castigo a Sarkozy, porque a su juicio, “la derecha también defiende el Estado del Bienestar”. La explicación radica, según Borras en que “los franceses se han querido asegurar de que el Estado del Bienestar no sufrirá los recortes que se han visto en otros países de Europa”.

Cristina Borras, destaca la participación ciudadana en los comicios galos con un 80% de la participación, frente a la fuerte abstención de Grecia. Una prueba que evidencia “los franceses no se identifican con la resignación”.
 
Para Borras, el dato más difícil de analizar son los votos que finalmente podría ganar la ultra conservadora Marine Le Pen, descartando la cohabitación en las elecciones legislativas. En las elecciones legislativas "se verán muchos tránsfugas en el partido de Sarkozy", aunque recuerda que la Asamblea tiene poderes limitados por que Francia es un país "muy presidencialista".
 
Borras cree que en Francia se ha visto como una "política populista" el hecho de que Sarkozy haya querido "cerrar temporalmente las fronteras para poner fin a la inmigración ilegal". Considera que el país vecino tiene "conciencia social" y aunque son muchos los franceses que se están radicalizando, advierte, "la mayoría de los franceses son muy sensibles a mantener la política de  fronteras de Schengen y la protección de derechos humanos".

Respecto al futuro del partido conservador hasta ahora liderado por Sarkozy, Borras prevé “una pelea” para encontrar sustituto del hasta ahora presidente francés, “porque hay varias corrientes”. "Se va a configurar una interesante primavera política en Francia", ha advertido.

Considera que la corriente más conservadora vendrá abanderada por Alain Juppé, ministro de Relaciones Exteriores del Gobierno de Nicolas Sarkozy, (y que representa la generación antigua de Jacques Chirac), estimando que si logra mantenerse a la cabeza, conseguirá la unidad de UMP.  A este respecto destaca de nuevo la figura de Marine Le Pen como la “parte más derechista de la Unión por un Movimiento Popular (UMP)”.