Noticias

¡Insostenible! El bono español alcanza la 'zona rescate'

La incertidumbre vuelve a protagonizar un jornada con un nivel de prima de riesgo récord, e insostenible. Tras la rebaja ayer de la nota de deuda española por parte de Moody´s que nos ha empujado tres escalones a un paso del ‘bono basura’, toda la poca calma que parecía habitar en los mercados se ha esfumado y ha dado paso al temor inversor que sigue huyendo de España.

Quizá el dato más relevante es el que marca hoy nuestro bono en comparación con el bund alemán, que se ha disparado hasta el 6,9%, es decir a un paso, de los niveles insostenibles que han provocado el rescate de Grecia, Irlanda o Portugal.

Sin embargo, desde Bruselas no se contempla un rescate directo a España, aunque cada vez se hace más grande la posibilidad de que nuestra banca necesite un segundo rescate, argumentando que con 100.000 millones de euros, no se cumple la recapitalización de la banca española.

Es más, desde EEUU ya se ha alertado de que el préstamo bancario por parte de Bruselas, no es más que un nuevo parche y muchos hablan ya de un segundo rescate.

La carta de Rajoy al BCE

El presidente del Gobierno no es el único que llama insistentemente a la puerta del BCE. La presión sobre Mario Draghi para que ayude a calmar la volatilidad del riesgo país español, sin embargo, de momento la respuesta del presidente de la institución monetaria ha sido nula.

En paralelo hoy el BCE nos vuelve a arrojar datos a la cara. La deuda de la banca española con el BCE supone el 83% de la eurozona Las cifras de mayo suponen el noveno mes consecutivo al alza. Si lo comparamos con abril las peticiones han crecido un 9,2% y se multiplica por más de 5 respecto a los datos de hace un año. Además, preocupa el hecho de que las peticiones brutas de nuestros bancos superan los 324.000 millones de euros, lo que supone el 31% de todo el sistema financiero europeo, y suben hasta el 83% en el caso de las peticiones netas.

Un comportamiento que se justifica porque nuestras entidades son las que menos utilizan la facilidad de depósitos del banco central, mientras que hay países en los que las peticiones netas son negativas.
Según desvela el Banco de España otro dato alarmante es que mientras las cifras crecen para los bancos españoles, baja en el conjunto de zona euro, lo ha hecho un 9,2%