Noticias

Interdin Bolsa: "El mercado necesita una decisión que de una vez nos haga salir de esta incertidumbre"

 

Antonio Castelo ha valorado la sesión de hoy para los micrófonos de Gestiona Radio. La tónica general sigue siendo la volatilidad y la incertidumbre. Ayer vimos caer la bolsa y a última se publicaba que los líderes europeos asistirían a la reunión del fin de semana o que se celebraría una reunión antes del miércoles, lo que ha dado cierto optimismo al mercado, que hoy ha abierto en positivo. Y es que el mercado celebra este tipo de comentarios, a pesar que son solo propósitos de intenciones. “Lo que se necesita es algo que de una vez nos haga salir de esta situación de incertidumbre, para poder tomar decisiones sin el riesgo de equivocarnos cada 5 minutos”. El analista señala que en paralelo a las bolsas alcistas, tenemos unos diferenciales de deuda bastante disparados. No obstante, las actuaciones del Banco Central Europeo comprando deuda han relajado bastante las posiciones en España, en Italia y en Francia. Castelo considera que si pasa el miércoles sin acuerdos, el mercado podría dar un susto, por lo que recomienda cautela hasta que veamos qué sucede.
 
También hablamos con Antonio Castelo de la situación de Sacyr y Repsol, tras la salida ayer del presidente de la primera, Antonio del Rivero. Y es que para Sacyr, además del elevado endeudamiento, el otro problema es la percepción del mercado de su presidente, tras varias operaciones fallidas, que han propiciado esta salida de la compañía. Ahora hay que esperar a ver las nuevas estrategias, tanto en su negocio como con Repsol. Por tanto sería positivo que minimizase el acuerdo con Pemex para suavizar las relaciones con la petrolera y alcanzase menor nivel de endeudamiento, como vender un 5% de la petrolera, sería bien valorado por los mercados y pasar a ser una alternativa de negocio muy interesante.
 
En cuanto a Repsol, Castelo opina que le va a venir bien esta nueva situación para alcanzar nuevas cotas de tranquilidad. Una salida desordenada de la posición que tiene Sacyr o la alcanzada por Pemex, podría suponer inestabilidad para la cotización; pero desde Interdin, opinan que ninguno de estos accionistas va a vender en el mercado a cualquier valor. Si se producen estas ventas de Sacyr o Pemex, serán pactadas y a precios bastantes razonables, por lo que para Repsol puede ser  muy positivo.