Noticias

José María Gay: "El Gobierno tiene que obligar a los bancos a que concedan crédito"

José María Gay, Profesor titular de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Barcelona, dónde está, a su juicio, el principal problema de la economía: el endeudamiento, concretamente en el sector público. “Aunque durante los últimos meses hemos visto como empresas y familias recortan su deuda, es ahora el sector público el que se está endeudando cada vez más como consecuencia de su déficit. Esa deuda se tiene que devolver, y para ello hay que generar superávit. Y hoy por hoy el dinero no sobra”, ha explicado Gay.

Por ello, el profesor considera elemental poner en orden la parte de ingresos y gastos: “hay que ser consciente de que no nos podemos endeudar más, no gastar más de lo que se puede gastar”. Y es que, a su juicio, hemos vivido “años de derroche y despilfarro”, lo que ha perjudicado a las esferas públicas.  Gay ha cifrado el gasto público en 460.000 millones, lo que supone el 46% de nuestro PIB: “es una desproporción, y por más que trabajemos, el estado nos va a acabar succionando para mantener su estructura”.  Además, ha ido un paso más allá al señalar que el problema de parte de este gasto público es que es un gasto político corriente e improductivo.

Entre la medidas concretas a adoptar, José María Gay apuesta por bajar impuestos ya que, dice, es la única manera de fomentar la actividad económica. “Es algo en lo que no piensan los políticos, porque nunca en su vida han trabajado y no son conscientes de la realidad”, ha explicado. Además, apuesta por descargar de las cotizaciones sociales durante, por ejemplo, un par de años: “Ahora necesitamos que la economía crezca y fomentar a la pequeña y mediana empresa en la medida en la que se genere empleo”. Eso sí, ha reconocido que habrá que dar un tiempo prudencial para notar el efecto de estas medidas en las arcas públicas.

Mirando a nuestras empresas, Gay ha señalado la excesiva dependencia que tienen de la financiación bancaria, frente a otros países como Estados Unidos. “El Gobierno debería imponerse y ordenarles a los bancos a que den crédito a las empresas”. Frente a otras alternativas como el ICO, ha señalado que es “una tomadura de pelo, porque entra en el sistema de las entidades financieras y son ellas las que rechazan el crédito”.