Noticias

Juan Fernando Robles: “Será completamente imposible que algunos bancos devuelvan el dinero”

Juan Fernando Robles, Profesor del área de banca y finanzas del Centro de Estudios Financieros, ha explicado cómo las entidades financieras devolverán el préstamo de hasta 100.000 millones anunciado este fin de semana. “Si hay suerte, lo harán como en otro países como Estados Unidos, Reino Unido o Holanda: reconstituyendo el capital con otros recursos u otros accionistas”. Eso sí, ha alertado de que no será a corto plazo, sino dentro de unos años. Además, ha avanzado que, “en algunos casos, será completamente imposible devolver el dinero”.

Robles también se ha mostrado convencido de que los 100.000 millones son más que suficientes para el sistema financiero español. “Se intenta poner un cortafuegos a la incertidumbre, pero las necesidades, incluyendo las participadas que tienen las diferentes entidades, son menores”. De hecho, el profesor del Centro de Estudios Financieros apuesta a que “no habrá necesidad de utilizar esta cantidad en su totalidad”.

El pasado sábado, el ministro de Economía Luis de Guindos anunciaba que este préstamo computará como déficit, sobre todo los intereses, algo que horas más tarde negaba el presidente Mariano Rajoy. Por su parte, Juan Fernando Robles se ha posicionado al lado del ministro asegurando que “son déficit como cualquier interés de la deuda del estado”, aunque habrá que esperar a ver cómo se produce la inyección de capital.. No obstante, ha señalado que “es lo de menos, ya que una vez que te consienten hacerlo, no debemos considerarlo un desastre”.

Y sobre si tras este anuncio veremos nuevos ajustes en nuestra economía, Juan Fernando Robles ha recordado que todo este tipo de acuerdos entrañan una condicionalidad. “Puede no ser explícita, pero es evidente que España estará sometida a las condiciones e imposiciones del Pacto de Estabilidad y que nos van a imponer una serie de nuevas fiscalidades”, ha apuntado antes de recordar que “hay que obligar a los gestores a hacer una gestión muy económica de los recursos, porque no deja de ser un préstamo al Estado español”.