Noticias

López Aguilar: “Merkel no es la UE”

A juicio de López Aguilar la orientación conservadora y las políticas restrictivas defendidas por Berlin han “empeorado la salud del paciente” y prueba de ello, es que “se llevan aplicando 3 años y Europa sigue en recesión”. Apuesta por cambiar la estrategia, un mensaje que a su juicio, debe salir de las personas que comparten mesa con Angela Merkel.
 
Como consecuencia de esta política prevé que “dentro de 10 años nos parecerá increíble e incompresible que se haya aplicado una estrategia fallida y un recetario socialmente desastroso”. En este sentido lamenta la tardanza  con la que se están tomando las medidas adecuadas, ya que el problema de Grecia se podría haber resuelto si en 2010 se hubiera aplicado a tiempo un  cortafuegos proporcionado sobre su deuda. “No se hizo y se aplico una receta que consistía en  recapitalizar los bancos alemanes tenedores de la deuda griega” Así, advierte López Aguilar que en 3 años “nos hemos gastado 3 veces más recursos financieros en contener la hemorragia de la deuda griega, que lo que habría costado pagar la deuda helena”.

Considera que la Unión Europea está a punto de “despeñarse por el abismo” y no está dispuesto a escuchar una vez más que se debe recuperar la confianza de los mercados con la única forma de adelgazar los presupuestos."Esto es un despropósito que no está funcionando”, ha denunciado.
 
Asegura, además que si la UE no va bien y no se recupera, Alemania también se verá afectada porque, a su juicio, está llevando a cabo políticas antieuropeas.”El euro es una apuesta colectiva y si se hunde el euro, Alemania se hunde también”.

Ahora y con la situación en la que está sumida Europa, el portavoz socialista en el Parlamento Europeo aboga por “aplicar una estrategia razonable en un tiempo asumible no con condiciones anorexia fiscal y anemia presupuestaria que  está matando y destruyendo la Unión Europea”. Prueba de ello es que se está generando resentimiento de la opinión publica contra la UE y Alemania, “nunca habíamos visto un clima de malestar tan profundo". Insiste en que es imprescindible que se haga cambiar de orientación a la Unión Europea  y que “Merkel escuche con contundencia hasta aquí hemos llegado".

Como propuestas ha señalado la necesidad de incrementar los ingresos y no sólo recortar gastos, porque “el pacto fiscal encubre un corsé presupuestario en lugar de promover un re-equilibrio de las cuentas europeas”.  Las soluciones  del portavoz socialista en el Parlamento europeo, pasan por gravar las fuentes de riqueza, luchar contra los paraísos fiscales e imponer  tasas en las transacciones financieras especulativas. "Así tendríamos nuevos recursos", ha concluido.