Noticias

“Tener luces para ahorrar en alumbrado”

Alfredo Berges Valdecantos, director general de ANFALUM -Asociación Española de Fabricantes de Iluminación- cree imprescindible “usar la cabeza y tener luces para ahorrar en el alumbrado”. Insiste además en que hay una tendencia equivocada en pensar que se ahorra apagando la luz. Desde Anfalum abogan por una luz inteligente, que cumpla su función y tenga unos rendimientos adecuados. “El alumbrado debe cumplir su función que es iluminar y la mejor combinación del confort de ese alumbrado y la eficiencia energética llevará al buen uso”, asegura Berges.

 En España alrededor del 20% de los puntos de luz consiste en lámparas de vapor mercurio, una tecnología que data de 1940, un largo tiempo para los expertos, que la consideran totalmente reemplazables. “Al final desaparecerá porque dejarán de ponerse en el mercado a partir de 2017”, recuerda Berges. Son unas bombillas que tienen una larga vida pero el rendimiento “es ridículo”.

A juicio de José Antonio Gismero Mínguez, concejal de Juventud, Eficiencia Energética, Proyectos Técnicos y Licencias del Ayuntamiento de Soto del Real, la Administración Pública “ se ha dormido un poco”, por lo que las instalaciones de alumbrado exterior no han seguido un mantenimiento adecuado. Asegura además que la renovación de los puntos de luz se ha hecho de forma paulatina y ahora “nos encontramos con el problema de golpe”.

El problema para transformar el sistema de alumbrado se soluciona con la inversión por parte de las empresas privadas. Una inversión bien recibida “ante la penuria económica actual”, advierte Berges, aunque detecta que debido a la escasez algunas empresas no funcionan adecuadamente y no ponen empeño en la calidad del producto. En este sentido desde el Ayto de Soto del Real, Gismero explica que los consistorios no tienen posibilidad de endeudarse ni acometer inversiones, por lo que la solución que se ofrece en el mercado “viene d ella mano de la inversión de las empresas de recursos energéticos porque además aportan el conocimiento técnico”, advierte.

Gismero recuerda que la regulación de la materia es importante, así como también lo es ajustar los horarios con el ocaso y el amanecer también se consiguen ahorros. No sólo con el rendimiento del propio LED, sino también con una gestión adecuada. 

El Ayuntamiento de Teruel es un ejemplo de la colaboración público privada. Rocío Féliz de Vargas  teniente alcalde y concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Teruel reconoce esta alianza con la intención de llevar a cabo una eficiencia energética en siete edificios públicos.  Coincide con el resto en que la gestión para la sostenibilidad en el alumbrado es esencial. “Para iluminar se debe hacer un proyecto adecuado porque cada situación tienen un alumbrado diferente y la tecnología es básica” recuerda Berges.

Para que haya un evidente ahorro en la Administración “se debe confiar en los profesionales del mercado y concienciar a los ciudadanos “, han concluido.