Noticias

Margallo confía en que el supervisor bancario esté en 2013

"Lo que España pretende es que la ayuda financiera a los bancos no compute como deuda pública. Para que la ayuda a los bancos no compute como deuda publica la condición es que exista un supervisor europeo", ha explicado a su llegada a la reunión de ministros de Exteriores de la UE. José Manuel García Margallo ha insistido en que "basta con que haya un supervisor bancario, con independencia de cual sea su ámbito objetivo de control". 

"El resto de las cuestiones a nosotros nos resulta indiferentes. Es decir si va a supervisar ese supervisor europeo sólo a los bancos nacionalizados y a los bancos sistémicos y en una segunda etapa a todos los bancos o si desde el primer momento tiene que ejercer su acción supervisora y control sobre todos los bancos", ha recalcado. Una afirmación que llega después de que Alemania haya insistido en que sólo los bancos nacionalizados y sistémicos deben ser sometidos a control. Berlín se resiste a que el Banco Central Europeo supervise los bancos regionales alemanes

Margallo ha hablado de “cierta rapidez” sin concretar plazos, aunque al ser preguntado sobre si confía que ese mecanismo esté funcionando a principios de 2013 ha contestado "Inshallah", expresión árabe que significa “si Dios quiere”. Eso sí, ha reconocido que "hasta el rabo todo es toro".

RESCATE

Sobre el rescate, Margallo ha señalado que deja en manos del Ministerio de Economía la decisión aunque ha admitido que se la prima de riesgo se situase en 200 puntos básicos el panorama español sería "infinitamente más claro". "Tendríamos que destinar mucho menos dinero a pagar intereses de la deuda y por tanto tendríamos mucho mayor margen para financiar el estado de bienestar y para crear empleo", ha indicado.