Noticias

Martínez Lázaro: “Quiera o no quiera, Maduro va a tener que hacer muchos cambios”

“Le guste o no le guste, Nicolás Maduro va a tener que hacer muchos cambios y desmontar la estructura económica que construyó su antecesor Hugo Chávez”. Así de seguro se ha mostrado Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor del área de Economía del IE Business School. Unos profundos cambios necesarios ya que, dice, su economía está “al borde del colapso” y si no se hacen puede entrar “en quiebra absoluta”. En este sentido, explica como “en un país supuestamente tan rico en recursos naturales, hay cortes de electricidad, desabastecimiento de productos básicos…”.

Entre los pasos a dar por el nuevo presidente, Martínez Lázaro señala a la estabilización de la economía; concretamente pone los ojos en ajustes en el tipo de cambio y un recorte muy importante en el gasto social, algo que, dice, ha sido muy importante en el Gobierno de Chávez. “El nuevo gobierno tendrá que redefinir toda la política de subsidios”, completa al respecto.

Este profesor también se ha mostrado convencido de la necesidad de que Venezuela se abra a la inversión de empresas extranjeras, sobre todo en lo que está relacionado con la economía extractiva del petróleo. Y es que, dice, es la única forma de que modernice su estructura petrolera para poder seguir siendo competitivo. "Ante la ausencia de capitales propios, lo tendrá que hacer con capitales extranjeros, que son los que aportan energía", señala.

Y aunque considera que Venezuela ofrece muchas oportunidades a las empresas, advierte que el país va a tener que atravesar un duro periodo de ajuste macroeconómico, lo que va a provocar situaciones que no son las más deseadas para las empresas. "No sé si es el mejor momento para entrar en Venezuela o es mejor esperar a que la situación se estabilice. Venezuela podrá ser un sitio atractivo dentro de un cierto tiempo".

Inseguridad jurídica

Eso sí, ha querido asegurar que la inseguridad jurídica no es el principal problema de Latinoamérica. “No debemos confundir las malas prácticas de algunos países como Argentina, Venezuela o Bolivia con lo bien que lo está haciendo el resto. El problema es que tendemos a generalizar”, ha asegurado.

Precisamente sobre Argentina, Martínez Lázaro ha asegurado que no acertó en su decisión de expropiar YPF, sobre todo “viendo las restricciones energéticas que sigue teniendo y que no ha sido capaz de poner en valor la compañía”. Así, añade que esta decisión lo que hace es demostrar lo mal gestionada que está la política energética y económica del país. “No ha servido para acabar con ninguno de los problemas de argentina en el abastecimiento energético y me temo que no vaya a servir en el medio ni en el largo plazo”, sentencia el profesor del IE Business School.