Noticias

Mesa del Tabaco: "el contrabando supera ya el 11%, lo que supone menos ingresos para el Estado"

Juan Páramo, portavoz de la Mesa del Tabaco, ha explicado que la reforma de la Directiva Europea del Tabaco propone una serie de medidas “tremendamente” restrictivas en lo que se refiere a la fabricación y comercialización como la standarización completa de productos y sabores: “de aprobarse, va a quedar un tipo de producto muy parecido donde el único elemento diferenciador va a ser el precio”. Algo que, explica, va a provocar “el empobrecimiento de la cadena del tabaco en general y va a poner en riesgo los 56.000 puestos de trabajo en España y los 9.315 millones de euros en recaudación”.  Juan Páramo cree además que esta directiva no sólo no va a conseguir la reducción del consumo de tabaco sino que va a tener consecuencias importantes en el tráfico ilítico de tabaco.

“Si se restringe tanto el producto al que está habituado el consumidor, éste no encontrará su marca en canales legales y acudirá a los ilegales”, explican desde la Mesa del Tabaco. Así, añaden que mientras hace varios años el contrabando era del 0,05%, en 2012 este tráfico ilícito ha crecido hasta el 11%: “con ello, la hacienda pública ha dejado de ingresa 1.000 millones de euros”. Pero no sólo eso: Páramo cree también que este aumento del contrabando tendría efectos sobre la seguridad: “pasaría a estar controlado por mafias, no se sabría lo que contiene el producto y, además, el contrabandista no tendría control sobre la venta de tabaco a menores”.

Portura gubernamental

Sobre la posición del Gobierno respecto a esta Directiva, Juan Páramo ha señalado que está estudiándola. Asimismo ha apuntado que se ha creado una comisión interministerial: “la directiva no se trata exclusivamente de salud, sino también de comercialización y distribución de los productos del tabaco”. Eso sí, ha recordado que, por el momento, tanto el Congreso Nacional como cuatro parlamentos autonómicos ya han mostrado su oposición.

El portavoz de la Mesa del Tabaco también se ha referido a la última legislación antitabaco, de la que ha dicho que no ha hecho descender de manera considerablemente el número de fundadores pero sí un descenso de consumo de cigarrillos por persona, fundamentalmente por la falta de oportunidades. “El número de personas que fuma lleva siendo estable durante los últimos años y se estima en el 30% de la población mayor de 18 años”, ha explicado. Lo que ha reconocido también es que los cigarrillos legales han bajado sus ventas en los últimos años, debido fundamentalmente al trasvase hacia el tabaco de liar y hacia el ilegal.